Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
MUNDIAL DE F-1 | Un título para el mejor equipo

Webber: "Sebastian ha acertado en todo"

Mark Webber no fue él en todo el fin de semana. El australiano pasa por ser, a criterio de sus rivales, uno de los pilotos más queridos del paddock, quizás el que más. Desde que llegó a Abu Dabi, sin embargo, su cara estuvo más tensa que las cuerdas de un violín. La rigidez fue en aumento a medida que se acercaban los momentos decisivos. Primero, el sábado, durante la clasificación (se colocó el quinto en la parrilla), y después, ayer, en la carrera (octavo). "Hoy teníamos la posibilidad de conseguir algo único, pero no hemos podido. Circulaba el quinto y tenía que hacer algo para cambiar la estrategia. Por eso decidimos colocar los neumáticos duros tan pronto [11ª vuelta]. Entonces, Fernando me marcó y, aunque de forma involuntaria, eso ha sido bueno para los intereses de mi equipo", dijo el de Queanbeyan.

"Tengo que felicitar a Sebastian porque ha acertado en todo, tanto a lo largo del año como en esta carrera. Yo he tenido opciones de ganar el título hasta el final. Eso querrá decir que algo he hecho bien", convino Webber, uno de los pilotos más veteranos de la parrilla (34 años), que aseguró estar convencido de que tendrá más posibilidades de proclamarse campeón el año que viene. "Sí, estaré aquí en 2011. Evidentemente, cuando estás tan cerca de conseguirlo, pero, al final, no lo puedes celebrar, debes afrontar muchas sensaciones. Lo he intentado todo y tengo a gente fantástica a mi alrededor que también lo ha hecho. Sin embargo, no ha podido ser", zanjó.

"Mark es una parte muy importante del equipo, un piloto tremendo que en 2011 tendrá otra oportunidad. Ha estado empujando a Sebastian todo el año y ambos han logrado unos tiempos muy similares", le piropeó Christian Horner, director de Red Bull.

En la novena vuelta, dos antes de que enfilara el carril de los talleres para desechar las gomas blandas y poner las duras, Webber, colocado el quinto justo detrás de Alonso, salió demasiado abierto de una curva a la izquierda y golpeó la rueda trasera derecha de su coche contra el muro de protección. Su parada en el garaje hizo pensar que el topetazo había podido dañar el bólido, incógnita que ni Horner ni él desvelaron. "En cualquier caso, dejando a un lado el resultado de hoy, ha sido un año muy positivo. Hemos conseguido los dos títulos y eso no está del todo mal", concluyó el piloto australiano.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 15 de noviembre de 2010