Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Apagón en As Pontes contra el decreto del carbón

El municipio coruñés de As Pontes se quedó anoche a oscuras durante quince minutos para protestar contra el decreto del carbón. Políticos, camioneros y vecinos se echaron a la calle con velas, a muy pocos metros de la central eléctrica de Endesa, la más potente de España. Los supermercados de la localidad cerraron un poco antes y los bares echaron la verja un rato para sumarse a la concentración en la plaza del Carmen. Entre las nueve y las nueve y cuarto de la noche, casi todos los establecimientos apagaron las luces. Los ayuntamientos de Ferrol, Narón y Cerceda -este último también con una central térmica de Gas Natural- se sumaron al apagón, y durante unos minutos, cortaron la corriente en sus consistorios.

El reglamento, que prima el carbón nacional sobre el importado, no ha entrado en vigor y está paralizado de forma temporal, mientras los tribunales despejan ciertas dudas jurídicas. Sin embargo, este retraso no tranquiliza a los trabajadores de As Pontes y Meirama (Cerceda), que ven peligrar sus empleos en las térmicas gallegas, que queman mineral foráneo.

El Golden Beijing, un buque cargado con 160.000 toneladas de fósil importado, y fletado por Endesa, atracó en las últimas horas en el puerto exterior de Ferrol. Los 130 camioneros autónomos podrán mover el mineral tras dos meses sin carga de trabajo. Sostienen que "no es suficiente" y mantendrán el encierro que iniciaron a primeros de octubre en el ayuntamiento pontés.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 13 de noviembre de 2010