Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

"Si no pagas 20.000 euros en 'B' este mes, olvídate del piso", advirtió un mediador

El Juzgado de Instrucción número 2 de Vigo, que archivó el procedimiento penal por el cobro de sobreprecios, conoció dos grabaciones de voz que prueban el chantaje de un mediador a dos clientes. A esas grabaciones, que en su momento extractó y publicó EL PAÍS, corresponden estas partes de diálogo entre el mediador y el comprador:

Mediador. Esto corre prisa.

Comprador. Ya, pero el del banco me dijo que este mes no puede ser.

M. Si no puede ser este mes, luego olvídate del piso. [...]

C. ¿Y los 21.000 euros del B, los entregamos en Pontevedra?

M. Sí, los del B en Pontevedra. Eso voy yo contigo, tú no conoces, ni te conoce nadie.

C. Déjame un papel, quiero hacer una anotación.

M. Mira aquí tienes, qué datos quieres, este es el número de cuenta de Construcuatro en [entidad bancaria y dígitos de la cuenta].

C. Vale. Este es de Construcuatro.

M. Sí, es de Construcuatro. Es donde tienes que ingresar los 20.400 euros. [...]

C. Si hubiera sabido lo de los 21.000 euros hubiera actuado de otra manera.

M. El problema del dinero es el problema de todos, lo tienes tú, mi hijo, el otro...

C. Yo el problema lo tengo cuando de un día para otro me dicen que hay que sacar debajo de las piedras 22.000 euros. Yo cobro una nómina.

M. Tendrás que pedirlo.

C. Voy a ir al banco ahora.

M. No le hables del dinero B para nada [...] El asunto es el dinero B ¿Sabes cuánto paga mi hijo en dinero B? 30.000 euros.

C. Es una barbaridad.

M. Sube 2.000 euros por cada altura. Ya te dije que los pisos iban a subir.

Los testimonios de otros compradores insisten: "Lo que realmente se nos hizo ver como determinante era el pago del sobreprecio en negro", dice una. Y otro: "Un día me llamaron y me dijeron que la promotora pedía en negro. Les dije que no tenía modo de reunir ese dinero [30.000 euros] y me dieron tres días para conseguirlo".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 13 de noviembre de 2010