Dos ruedas, mejor que cuatro

Miles de ciclistas piden carril bici en las grandes vías de Valencia

"Me parece muy bien. ¡Que los coches oficiales, vayan a pedales!", comenta un viandante de la Gran Vía, al paso de los cientos de ciclistas que ayer se manifestaron en Valencia para exigir un plan de movilidad sostenible y sin contaminación. "Sólo se conseguirá eliminar la contaminación, si se reduce el tráfico", sentencia Antonio López, portavoz de Valencia en Bici. "¿Qué puede hace el Ayuntamiento? Mucho. Reducir el tráfico rodado, hacer aparcamientos en las afueras, fomentar el transporte público y completar el carril bici. Pero a la hora de aplicarlo, el Ayuntamiento no es capaz de coger el toro por los cuernos".

Jóvenes y mayores cogieron sus bicis, sus mascotas y a sus hijos en protesta por la ausencia de carriles en una de las capitales más mediterráneas. "Una ciudad, cuyo clima y cuya orografía facilitarían que el 80% de población fuera en bici", precisa Salvador Broseta, secretario general del PSPV de Valencia.

¿El modelo? "Londres", en opinión de Guiseppe Grezzi, de Compromís, "con su peaje de 8 libras por coche ha reducido el tráfico en un 25% y lo que ingresa, lo reinvierte en transporte público. "Berlín", sugiere Carmen Alborch, la portavoz socialista en el Ayuntamiento, que dirige con mano férrea la popular Rita Barberá. "Valencia es la ciudad ideal para la bici, pero hay que ordenar", insiste Alborch. "La bicicleta tiene que ser un transporte seguro. Que se pueda circular con seguridad en ella y aparcar en un lugar seguro".

Lo que le falló a Ramón Montal Martín, un pensionista al que la Policía Municipal multó por dejar "la bici en la arena, para no atarla a una farola porque sé que está prohibido, 10 minutos". La ordenanza fija la multa entre 751 euros y 1.500. Su pensión es de 864. "Si he hecho algo mal, me lo dicen y rectifico". Nada. El primer recurso le ha sido denegado. Alborch cogió ayer el guante para intentar corregir el descalabro.

"La policía municipal me tiene muy mosca. Sólo advierte de las obligaciones de los ciclistas, pero ¿y sus derechos?", denuncia Manolo Peris. "Además de que ha habido un incremento de ciclistas y no ha ido acompañado de infraestructuras y carril bici". Ahí están Ana y Pau Pérez, de 9 y 6 años. Van en bici porque les "gusta" y les pone "más fuertes". Pau Martínez, el cineasta que denunció la especulación inmobiliaria con El Kaserón, también quiere "una ciudad digna y pensada para los ciudadanos".

Bicimanifestación, ayer, por el carril ciclista en las grandes vías y en defensa de mejores infraestructuras para circular sin riesgo por Valencia.
Bicimanifestación, ayer, por el carril ciclista en las grandes vías y en defensa de mejores infraestructuras para circular sin riesgo por Valencia.JORDI VICENT
Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS