Sistach: "La visita del Papa será una fiesta"

La relación del Vaticano y la Iglesia catalana es "dulce", dice el arzobispo

La visita del Papa a Barcelona será "una auténtica fiesta que tendrá repercusión mundial". A siete días de la llegada de Benedicto XVI, el arzobispo de Barcelona, Lluís Martínez Sistach, dijo ayer en Catalunya Informació que los fieles se disponen a "acoger con alegría" el 7 de noviembre la visita del Pontífice, que será "un auténtico don de Dios". Martínez Sistach, que celebró misa en la catedral de Barcelona, dijo que la relación entre la Iglesia catalana y el Vaticano es "dulce". La misa en la que participará el Papa se celebrará en la Sagrada Familia y será en catalán, castellano y latín.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0001, 01 de noviembre de 2010.

Lo más visto en...

Top 50