Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Las consecuencias del 'caso Brugal'

Cestas con Cohibas y Dom Pérignon

El empresario Ángel Fenoll, personaje clave del caso Brugal, agasajó con regalos por Navidad a 270 personalidades de la Comunidad Valenciana y Murcia, así como a 63 guardias civiles, según consta en el informe policial difundido estos días. El valor de algunos de estos lotes rondaba los 600 euros, mientras otros contaban con extras como puros Cohibas, botellas de Vega Sicilia, cava Juve & Camps, Chivas de 21 años, Dom Pérignon y Moët Chandon. Entre los destinatarios de estos regalos figura una extensa nómina de agentes de la Guardia Civil, sobre todo personal adscrito al Servicio de Protección de la Naturaleza, tanto de las poblaciones del sur de Alicante como de Murcia. El vertedero de Fenoll está ubicado en el linde entre las dos provincias.

También se contabilizaron, en las Navidades de 2007, regalos para una docena de agentes de tráfico de Orihuela, y otros 41 lotes para agentes de la Guardia Civil en esta localidad. El directorio de supuestos receptores de estos regalos se completa con una amplia lista de alcaldes y políticos, tanto en el Gobierno como en la oposición, de las poblaciones en las que el empresario tenía intereses económicos. También fueron agasajados 30 funcionarios del Ayuntamiento de Orihuela, una decena de empleados de sucursales bancarias, tres ecologistas "sin especificar" y algunos periodistas de la comarca de La Vega Baja.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 29 de octubre de 2010