Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Beiras: "Esta Xunta nos somete a la analfabetización"

Xosé Manuel Beiras expuso ayer, ante el número dos del Partido Quebequés, su visión del estado actual de Galicia: "Los actuales ocupantes de las instituciones, nacidas precisamente para lo contrario, para proteger la lengua, nos someten a la analfabetización". El ex portavoz nacional del BNG presentaba a Daniel Turp, profesor de Derecho Constitucional y vicepresidente de los nacionalistas quebequeses, que pronuncia dos conferencias en Galicia sobre "el derecho colectivo a decidir y la experiencia de Quebec" invitado por la Fundación Galiza Sempre. Ayer habló en Lugo y hoy por la tarde lo hará en Santiago

Beiras había explicado antes los trabajos conjuntos de Bloque y nacionalistas quebequeses. Esta relación política se ha intensificado tras la constitución en abril de la Red Internacional de los Derechos Colectivos de los Pueblos, en la que se integran formaciones de todo el mundo. "Se trata de la confluencia de los movimientos cívicos de las naciones sin Estado", explicó, "para superar la actual articulación de los Estados y conseguir una organización más respetuosa con los derechos individuales y colectivos, con la tierra y la lengua". "A ver si se enteran de una vez en la Xunta", apostilló.

A su lado, Daniel Turp, prestigioso constitucionalista en la Universidad de Montreal, se mostró "agradecido por descubrir la capital nacional de Galicia". El quebequés resaltó la coincidencia onomástica entre Bloque Nacionalista Galego y Bloc Quebequés -marca del partido nacionalista en el Parlamento federal canadiense- "para representar la unidad en la lucha por la autodeterminación". Turp, que vicepreside una formación de práctica centroizquierdista y en la actualidad tercera en escaños del país, no pronosticó si habrá nuevos Estados en el continente europeo, pero sí manifestó su interés por Galicia, Escocia, País Vasco, Cataluña o Córcega, "naciones perfectamente viables como Estados independientes". "Lo esencial es que se reconozca el derecho de los pueblos a decidir", remachó.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 27 de octubre de 2010