Los sindicatos recelan de su utilidad

Los sindicatos andaluces tienen algunas suspicacias con la factura informativa en hospitales y centros de salud. Solo UGT confía plenamente en su utilidad. Todos han optado por creer a la Junta cuando afirma que esta medida no es un primer paso para el copago y, en cualquier caso, dudan de que sea eficaz. Lo advierte Comisiones Obreras: "No hay pruebas de que sea un sistema disuasorio".

El Sindicato de Enfermería (Satse) y Comisiones aplauden la intencionalidad del servicio, pero, junto al Sindicato Médico, temen que implique un sobrecoste o una sobrecarga de trabajo para el personal administrativo. "Si la factura sombra va a acarrear más gasto, sería mejor que se dedicase a atención sanitaria", reclama Francisco Muñoz, portavoz de Satse. "Y si conlleva que la plantilla asuma nuevas tareas, o sea, más burocracia, entonces tampoco funcionará", agrega Muñoz.

Frente a UGT, Satse y Comisiones, que opinan que la ciudadanía va a estar concienciada, el Sindicato Médico no cree que los usuarios vayan a interiorizar el valor testimonial de la factura. "La educación sanitaria en este país no está para facturas sombra. Solo servirá para que exista el riesgo de incentivar el gasto". Según su portavoz, Antonio Gutiérrez, va a generar comparativas entre usuarios de hospitales de distintas provincias que, con las mismas dolencias, verán un coste distinto. "Fomentará que la gente vaya aún más al médico".

El Sindicato Médico alerta de otros posibles escenarios. "Si no implica más trabajo para los administrativos, es porque se tendrá que contratar a otros o porque algunos tendrán que dedicarse solo a emitir facturas". Desde UGT se insiste en que es una medida positiva. "La factura se enviará a los domicilios en unos días, eso no es sobrecarga".

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0020, 20 de octubre de 2010.

Lo más visto en...

Top 50