Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Espinosa arremete contra la política agraria de la Xunta en presencia del conselleiro

Las malas relaciones entre el Gobierno central y la Xunta ya no dan ni para guardar las formas en los actos públicos. El de ayer era uno de esos desayunos informativos que congregan a lo que se llama sociedad civil (empresarios, sindicatos, colectivos en general) donde precisamente por eso están representados todos los partidos. La protagonista del Fórum Europa fue la ministra de Medio Rural, Elena Espinosa, quien dejó claro muy pronto que por mucho que estuvieran los conselleiros de Medio Rural y Medio Ambiente entre la tribuna de invitados no se iba a callar lo que piensa sobre la Xunta y su política agraria y medioambiental.

El primer estacazo se lo llevó Samuel Juárez, titular de Medio Rural, a propósito del conflicto lácteo. Fue al hablar del decreto que prepara el Gobierno central para democratizar las relaciones entre productores e industrias. Espinosa adelantó que la norma entrará en vigor el 1 de enero y explicó que su Ejecutivo decidió legislar sobre un asunto donde la autonomías tienen transferidas las competencias porque "muchas veces las comunidades no reaccionan". "Eso nos lleva a buscar el paraguas constitucional y hacer ese real decreto que garantizará los contratos homologados". "Los hechos demuestran que no es suficiente tener estatutariamente competencias, sino que es necesario la voluntad política de llevarlas a cabo", siguió reprochando.

Juárez reclama "más implicación" del ministerio en el conflicto lácteo

La ministra destacó luego que lo que sucede en Galicia en este sector es "el ejemplo de lo que no se debe hacer". Y también puso deberes a la Xunta: "Resulta fundamental que las industrias se comprometan a erradicar prácticas desleales y también la colaboración de las autonomías en el control de la leche".

Para soltar la segunda diatriba contra el Gobierno gallego apeló directamente a Juárez, sentado cerca de la mesa presidencial: "Estoy esperando a que la Xunta plantee, y aquí está presente el conselleiro, la suscripción del protocolo para aplicar el programa de desarrollo rural sostenible. Espero que lo plantee Galicia como han hecho otras autonomías".

A estas alturas de la conferencia, la consellería ya había convocado a los medios presentes en el encuentro para replicar a la ministra. Espinosa todavía glosó las inversiones de su departamento en Galicia, remarcó el gasto del ministerio en depuración de aguas, "una competencia de la Xunta", y pidió comparar los presupuestos del Gobierno central con los que la Xunta presentará en los próximos días. Una última alusión sobre la política de aprovechamientos hidroeléctricos de la Xunta llevó al moderador a preguntar a Agustín Hernández si deseaba intervenir. Visto el enfrentamiento que tuvo hace semanas con el titular de Fomento, José Blanco, Hernández declinó la invitación.

A las puertas del Hostal dos Reis Católicos donde se celebró el acto, el conselleiro de Medio Rural, Samuel Juarez, sí dio réplica a la ministra. Consideró injustas sus críticas, dijo que todavía están en plazo para llevar a cabo los programas que le demanda Espinosa y contraatacó con el asunto de la leche. La Xunta "echa de menos una implicación más intensa del Gobierno central" en este conflicto y Juárez está persuadido de que el anuncio de un real decreto lo propició el PP con una moción en el Congreso. "El ministerio no quedaba bien políticamente sin haber hecho nada", destacó el conselleiro.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 19 de octubre de 2010