Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Crítica:Poesía

El tiempo entre las ramas

"¿Hablan de mí?": este verso, perteneciente al poema que da título al nuevo libro de Julia Uceda (Sevilla, 1925), va más allá del propio poema. Es una metáfora del resto: de casi cuarenta monólogos escritos con una alta tensión expresiva, con un lenguaje no por despojado de artificio menos lírico y eficaz. Hablando con un haya se alza sobre una base narrativa: la existencia de un viejo ejemplar de esa especie que fue plantado en el jardín en el tiempo de la infancia y que ha crecido y madurado a la vez que la experiencia de su propietaria hasta hacerse añoso. El viento agita sus ramas. Y la poeta busca (crea) el sentido de esa agitación dialogando con él porque para ella el ruido que aquéllas producen es metáfora de las palabras que almacenan y dan sentido a la vida. Hace recuento tanteando las briznas de pasado que quedan en cada vocablo, intenta construir un mundo que trascienda el presente con la sustancia de una memoria poliédrica: la que respira en los actos y objetos más personales (una galleta, los libros, el gato, silencios, sombras, un grifo viejo, la convivencia con un cuaderno Moleskine, una cinta...) y la que surge de la experiencia colectiva: una canción de Pete Seeger, la memoria de ciudades alguna vez vividas o la dura memoria de los veinte años recobrada a través de la evocación de un acontecimiento histórico que marcó a la Humanidad: la bomba atómica sobre Hiroshima, una noticia que, por sí sola, define al siglo XX: "Cuando recuerdo todo aquello / aún tengo veinte años: / ¿no os alegráis / de que el tiempo no pase para mí?". Esa equilibrada combinación de intimidad y civilidad, de ecos de lo cotidiano y rastros de conmociones colectivas, filtradas ambas por una memoria emocionada, aporta singularidad a la poesía de Julia Uceda y nos confirma que la intuición y la inteligencia mostrada en sus libros anteriores, en especial en Zona desconocida, con el que obtuvo el Premio de la Crítica en 2007, mantienen su plenitud. Es decir, la de una poesía serena y lúcida, cargada de despuntes reflexivos y de ventanas al misterio, con momentos de una elevada intensidad lírica, con la que recapitula, recobra sensaciones, medita sobre la soledad y sobre el despojamiento con que el ser humano, en el último tramo del camino, se enfrenta a la muerte e intenta entender la vida.

Hablando con un haya

Julia Uceda

Pre-Textos. Valencia 2010

74 páginas. 11 euros

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 16 de octubre de 2010