Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:Los primeros viajeros del AVE

Media hora en el AVE

Fomento pone el tren a 200 kilómetros en un tramo entre Cuenca y Valencia

El AVE por fin voló. Rondaban las cuatro y media de la tarde cuando el tren S-112, que circuló en pruebas por los 98 últimos kilómetros de la línea AVE entre Madrid y Valencia, se puso a 201 kilómetros por hora, el tope alcanzado ayer. Cuando entre en servicio el próximo 19 de diciembre -el día 18 será la inauguración oficial- podrá alcanzar hasta los 300 kilómetros por hora, si bien la velocidad promedio será inferior.

En apenas unos segundos pasó de cero a 180 kilómetros por hora. Espectacular. El tren, fruto de la colaboración de Talgo y Bombardier, cubrió el trayecto en un suspiro, algo más de media hora. Partió del túnel de Hoya de Roda, en la provincia de Cuenca, en pocos segundos pasó por el viaducto de Contreras y poco después atravesó el largo túnel de la Cabrera, de siete kilómetros de largo, entre Siete Aguas y Buñol. Luego atravesó el túnel artificial de Torrent y enfiló en dirección a la estación provisional de Valencia por el viaducto del Turia y el Nudo Sur.

El tren atravesó Contreras, el túnel de la Cabrera y el Nudo Sur

No hubo vaivenes, ni zarandeos ni excesivas vibraciones. El tren se deslizó ágil sobre la vía. No falló la cobertura de los teléfonos móviles y los políticos se dieron algún codazo que otro en los vagones compartidos por salir en la foto. En este primer convoy, formado por una docena de vagones -con unas 365 plazas en total-, el pasaje lo formaron políticos, empresarios e informadores.

El tren llegó sin novedad a los andenes de la estación de Valencia y los políticos más relevantes -el ministro de Fomento, José Blanco, el presidente de la Generalitat, Francisco Camps, y la alcaldesa de Valencia, Rita Barberá- agradecieron a la máquina con unas palmaditas en el morro que hubiera llegado al destino sin novedad.

Un gentío esperaba en la estación los parlamentos de los políticos por que hablaron, en este orden, Barberá, Blanco y cerró Camps, quien volvió a repetir que habrá un antes y un después en la historia contemporánea tras la puesta en marcha de esta nueva infraestructura.

Esta línea de AVE, que atravesará cuando esté acabada cuatro comunidades autónomas -Madrid, Castilla-La Mancha, Comunidad Valenciana y Murcia- costará más de 12.000 millones de euros, de los que hasta ahora se han invertido unos 7.000 millones de euros. Parte de la financiación la desembolsa la Comisión Europea a través de fondos europeos.

El próximo 15 de diciembre está previsto que se abra la línea de AVE con Albacete y cuatro días después se inaugurará la línea a Valencia. En total serán 438 kilómetros más de alta velocidad en España.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 14 de octubre de 2010