Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los catedráticos de música y artes escénicas denuncian a Educación

Critican la "irregular situación" de los conservatorios y del Instituto Superior

La Asociación de Catedráticos de Música y Artes Escénicas de la Comunidad Valenciana anunció ayer que demandará a la Consejería de Educación por su "disconformidad por el procedimiento seguido por este departamento para la concesión de comisiones de servicio en los conservatorios superiores de música de la Comunidad Valenciana". A juicio de la asociación, el procedimiento "vulnera flagrantemente" la reciente ley (aprobada el pasado 9 de julio) de Ordenación y Gestión de la Función Pública Valenciana.

Consideran los catedráticos que los conservatorios superiores de música valencianos, que pueden impartir los nuevos estudios de Grado, Máster y Doctorado, se encuentran en una "irregular situación académica y administrativa".

En el acuerdo alcanzado el pasado 21 de septiembre, los catedráticos recuerdan que tienen presentado un recurso contencioso-administrativo contra el decreto de hace un año por el que se aprueban los estatutos del Instituto Superior de Enseñanzas Artísticas de la Comunidad Valenciana (ISEACV), un organismo autónomo de nueva creación que nace para cumplir la ley valenciana de 2007 de Ordenación de Centros Superiores de Enseñanzas Artísticas.

Se trata, según la ley, de un organismo autónomo adscrito a Educación. Sin embargo, el decreto del año pasado estructura el Instituto Superior "como una entidad docente, destinada a la enseñanza de las artes, con una organización departamental propia de los centros educativos". Además, el decreto recurrido otorga al ISEACV la competencia para nombrar directores de los centros educativos "sin la participación de la comunidad educativa", lo que a su juicio incumple la Ley Orgánica de la Educación en lo referente a la selección del director o la directora. El decreto también otorga al Instituto la competencia para programar las enseñanzas cuando la ley de Ordenación de Centros faculta a los conservatorios para establecer su programación.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 1 de octubre de 2010