Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los augurios de los lectores

Desde la sección de Tecnología de elpais.com se pidió a los lectores que describieran cómo veían el futuro tecnológico en el 2020 y el papel de España en este futuro. En los mensajes, varios lectores coinciden en desconfiar del modelo de negocio de las operadoras y de que los políticos sepan conducir una sociedad donde se aproveche plenamente y de forma democrática la tecnología. Martin afirma que "el problema de este futuro no es que la telefonía móvil sea superinteligente o que los hogares sean domóticos. El problema es que podamos pagarlo".

Miguel Hernández no confía en la superación de la brecha digital entre países. Precisamente la economía y los intereses del mercado son factores, según kanario, que frenan el despliegue tecnológico. No hay mucha confianza en el futuro de España. Transversalizando considera que "los ingenieros e ingenieras en TIC españoles y los profesores y profesoras de este ámbito, habrán ido emigrando a otros lugares donde los políticos tengan una mayor cultura o, algo de cultura, en estos temas".

Carlkos, desde Francia, considera que la diferencia de precio y velocidad de la conexión en España seguirá penalizando a los consumidores. Mario Carballo, desde México, apuesta por la computación cuántica y el uso del hidrógeno en la generación de energía. Eso sí, como tantos otros, no se fía del modelo social que al final se instaure.

Cejacas se apunta a las predicciones de Wired en el sentido de que las aplicaciones de pago debilitarán un Internet abierto y el ciberterrorismo será la excusa para controlar políticamente la Red. La nanotecnología, la inteligencia artificial, la ingeniería inversa del cerebro supondrán "los pasos previos hacia la Singularidad Tecnológica, según Francisco. Iganacio Jaén está convencido de que "la conexión entre personas será total (...). A través de sistemas de comunicación por voz, imagen o textos. A través del seguimiento de nuestros bioritmos desde las instituciones sanitarias, de seguridad y de administración". El mensaje de esperanza lo emite un colectivo joven. Los alumnos del I.E.S Santa Ana confían en que "el hombre tendrá capacidad para proponer nuevos modelos laborales, tecnológicos y que saquen partido a las nuevas tecnologías".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 30 de septiembre de 2010