Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Griñán apuesta por retomar el diálogo

El presidente de la Junta, José Antonio Griñán, mostró ayer su respeto a los convocantes de la huelga general del 29 de septiembre, "frente a las fuerzas políticas que la están utilizando con fines electorales y otras que lo hacen para hacer mazo contra los sindicatos".

Griñán, que acudió a Córdoba a clausurar el X Congreso de Juventudes Socialistas de Andalucía, en el que fue elegido Juan Carlos Ruiz como nuevo secretario general, explicó que la huelga general es contra "una reforma laboral que se ha producido en un momento histórico para solucionar una serie de problemas".

No obstante, el presidente de la Junta insistió en que se ha de seguir dialogando porque "no todo diálogo termina con la huelga" y en que se puede continuar hablando "de forma permanente y llegar a acuerdos". Asimismo, señaló que este desacuerdo sobre la reforma laboral debe incluirse en un debate más general, que es el del cambio del modelo productivo. "Durante muchos años hemos vivido con una economía que funcionaba sobre intangibles que luego resultaron ser solo humo", argumentó Griñán.

El presidente andaluz comentó que "se ha vivido del crédito en una sociedad con un alto endeudamiento". "Y eso es lo que ha determinado la crisis porque el modelo productivo no podía continuar", precisó Griñán.

De este modo, el presidente de la Junta aseguró que hay que cambiar ese modelo productivo. Para lograr ese cambio de modelo, a su juicio, solo existe un camino: la formación y la educación. Griñán apostó por crear "una economía en la que la especulación no derogue a la producción" y en la que "el dinero no vuelva a ser una mercancía". En este sentido, Griñán defendió "una economía competente" que forman "los empresarios que innovan e investigan, así como los trabajadores formados que asumen una mayor disponibilidad en la empresa".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 27 de septiembre de 2010