Los populares asturianos recrudecen sus ataques a Cascos

No habrá pacto entre la cúpula del PP asturiano y sus principales juntas locales con Francisco Álvarez-Cascos. En un pronunciamiento durísimo contra Cascos, que cabe interpretar también como un aviso al presidente nacional del partido, Mariano Rajoy, para cercenar cualquier intento de reconciliación, fuentes de la dirección asturiana del PP rechazaron ese "acuerdo de mínimos" que se pedía en los últimos días y advirtieron que para pactar con el "sexagenario" Álvarez-Cascos, este "tendría que volver a nacer y ser radicalmente opuesto a como es".

Rajoy se enfrenta así a una disyuntiva sin paliativos: o rechaza al ex secretario general del partido o abre una enorme crisis en Asturias a ocho meses de las elecciones autonómicas y municipales.

Más información

El número tres del PP, Javier Arenas, sí se decantó ayer a favor de Cascos: "Es un dirigente que ha demostrado muchísima categoría, extraordinario y que puede desempeñar muy bien cualquier responsabilidad que se le encomiende".

* Este artículo apareció en la edición impresa del martes, 21 de septiembre de 2010.

Debido a las excepcionales circunstancias, EL PAÍS está ofreciendo gratuitamente todos sus contenidos digitales. La información relativa al coronavirus seguirá en abierto mientras persista la gravedad de la crisis.

Decenas de periodistas trabajan sin descanso para llevarte la cobertura más rigurosa y cumplir con su misión de servicio público. Si quieres apoyar nuestro periodismo puedes hacerlo aquí por 1 euro el primer mes (a partir de junio 10 euros). Suscríbete a los hechos.

Suscríbete
Lo más visto en...Top 50