Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Griñán seguirá reclamando un mayor endeudamiento porque lo cree "justo"

Fitch rebaja la calificación andaluza y sitúa la deuda en 2012 en 21.000 millones

"No se acepta, yo seguiré pidiéndolo, porque lo que creo que es justo y que lo entiende todo el mundo, debe entenderse también por el Gobierno". El presidente andaluz, José Antonio Griñán, insistió ayer en que seguirá reclamando al ejecutivo de Rodríguez Zapatero un incremento de las posibilidades de endeudamiento de Andalucía en el próximo ejercicio. En declaraciones a RNE, Griñán dijo que la deuda andaluza per cápita es de 1.300 euros, menor que las de otras comunidades, y que si el déficit se mide en relación a los habitantes y al PIB, "no es justo" que comunidades como Cataluña, con un endeudamiento mayor, vayan a tener en 2011 una capacidad de endeudamiento superior.

Las declaraciones del presidente andaluz se conocieron horas antes de que se produjeran dos noticias importantes sobre la economía andaluza. La primera, que el Banco de España informara de que Andalucía incrementó en un 31,4% su endeudamiento durante el segundo trimestre del año, hasta situarla en los 11.472 millones de euros, un 8% del PIB. Fuentes de la Junta indicaron que, pese al incremento, el diferencial andaluz con respecto a la media española sigue siendo favorable, por cuanto el conjunto de las comunidades tienen una media de endeudamiento del 9,8%, casi dos puntos más que Andalucía.

La segunda noticia no fue tan positiva. La agencia de calificación Fitch Ratings rebajó las calificaciones a largo plazo en moneda local y en divisa de Andalucía desde AA hasta AA- (expectativa de riesgo de crédito reducida), y además la agencia ha afirmado las calificaciones a corto plazo de F1+, lo que indica una capacidad "excepcionalmente fuerte para hacer frente al pago de obligaciones financieras".

Según una nota de dicha agencia, la deuda de Andalucía podría alcanzar los 21.000 millones de euros en 2012 (o un 76% de los ingresos corrientes brutos) frente a los 9.500 millones de euros de 2009 (o un 33% de los ingresos corrientes brutos).

Fitch justificó la rebaja en su nota a Andalucía en el impacto negativo que la crisis ha tenido en la recaudación de impuestos de la Junta (cayó un 11% entre 2007 y 2009), así como por haber registrado un déficit por segundo año consecutivo que alcanzó los 2.527 millones de euros en 2009, lo que equivale al 9,7% de los ingresos. No obstante, Fitch opina que el nivel de deuda andaluz es todavía "moderado".

Críticas de Arenas

Precisamente el líder del PP, Javier Arenas, calificó de "irresponsabilidad y barbaridad" José Antonio Griñán siga demandando "más endeudamiento" para Andalucía, cuando en el último trimestre ha sufrido un "incremento brutal".

Arenas criticó que la Junta diga que "no hay ningún problema" con la deuda, y auguró que en diciembre de este año el endeudamiento andaluz será de "en torno" a unos 20.000 millones de euros. "Eso es brutal. En tres años triplicar la deuda pública, con un incremento espectacular en el último trimestre", añadió.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 18 de septiembre de 2010