Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Apuñalado en Elche por el uso de un campo de fútbol

Los jugadores saltaron la valla porque estaba cerrado

Una competición deportiva ilegal desembocó en agresión. Un jugador de fútbol aficionado apuñaló a otro con un destornillador en un polideportivo de Elche (El Baix Vinalopó) después de que la víctima pidiera al equipo del primero que abandonara la pista, al considerar que había acabado su turno para usar las instalaciones. Y todo ocurrió en un polideportivo municipal que estaba cerrado al público.

El autor de la agresión, un colombiano de 23 años, fue detenido el lunes por la Policía Nacional que le atribuye un delito de lesiones grave. Fuentes de la investigación explicaron ayer que la víctima de la agresión es un español, vecino de Elche y de 23 años, que como consecuencia de la reyerta sufrió una incisión en la espalda que le perforó el pulmón. Debido a la gravedad de la herida tuvo que ser trasladado al Hospital General de Alicante para ser operado de urgencias. La intervención quirúrgica resultó satisfactoria y ha permanecido ingresado durante cinco días hasta que recibió el alta médica.

Los hechos ocurrieron el pasado viernes 3 de septiembre sobre las 16.30 cuando el polideportivo de Carrús estaba cerrado por el horario de verano. De hecho, la presencia del portero municipal, poco antes de las 17.00 cuando se disponía a abrir las puertas, disolvió la pelea. Los chavales echaron a correr, pidiendo auxilio para el herido y persiguiendo al agresor. Según algunos vecinos del barrio, había varios equipos de "fútbol siete" que jugaban a la modalidad "rey de la cancha", que consiste en que el que marca dos goles o lleva ventaja en diez minutos sigue, mientras que el rival deja paso a otro conjunto. Tradicionalmente participaban en esos partidillos jugadores españoles y originarios de varios países sudamericanos, sobre todo ecuatorianos.

La víctima, que esperaba con su equipo en los aledaños de la cancha, invadió en un momento dado el terreno de juego e instó a uno de los equipos a dejarles paso porque se había "acabado el tiempo". Alguien contestó que todavía no había llegado la hora y se originó una pelea entre varios jugadores. Hubo puñetazos, patadas, gritos hasta que uno de los participantes, un colombiano de 23 años, utilizó un destornillador para esta agresión.

Varios espectadores trataron de retener al supuesto agresor pero éste les amenazó e intimidó para conseguir darse a la fuga.

El concejal de Deportes del Ayuntamiento de Elche, Federico Buyolo, aclaró ayer que se trató de "una actividad no reglada, ni prevista", ya que, según la versión del Ayuntamiento, las pandillas de jóvenes saltaron la valla para acceder al Polideportivo que ese viernes por la tarde estaba cerrado, por el horario de verano. El concejal añadió que "es frecuente" que estos grupos accedan al recinto fuera de los horarios previstos, y que, de hecho, la información que recogió el parte de la Policía Local estaba basada en la información de los vecinos que vieron cómo había "gente saltando la valla".

Una vez que la víctima de la agresión recibió el alta médica, el pasado día 8 prestó declaración en comisaría para efectuar la denuncia y las investigaciones desembocaron en la entrega y detención del presunto autor el pasado lunes día 13.

El arrestado ha sido puesto hoy a disposición del juzgado de instrucción número 1 de Elche, por un supuesto delito de lesiones graves.

Deporte y alcohol

El barrio de Carrús de Elche tiene un 28% de población inmigrante, fundamentalmente marroquíes y rumanos, aunque también en los últimos años se ha asentado una importante comunidad latinoamericana. Los fines de semana estas competiciones deportivas, con equipos de diferentes nacionalidades, son frecuentes en esta localidad.

La tradición en su país es jugar y beber alcohol, algo que no está permitido cuando las instalaciones deportivas municipales están abiertas. Por este motivo, según fuentes municipales, es frecuente que estos grupos prefieran saltar la vaya para poder jugar y divertirse.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 15 de septiembre de 2010

Más información