Reportaje:Información privilegiada | Empresas & sectores

Huelga y cambios en el Gobierno

Zapatero ha valorado integrar Trabajo, Sanidad e Igualdad, con Chaves al frente

Mientras los sindicatos calientan la huelga del 29 de septiembre con todas sus armas y bagajes, el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ha estado dando vueltas a la baraja pensando en hacer cambios en el Gabinete una vez que pase esa jornada. Se va el ministro del ramo, Celestino Corbacho, para integrar las listas electorales catalanas del PSC. Parece lógico, además, que el cambio lo haga coincidir con la sustitución de Trinidad Jiménez en Sanidad si esta acaba ganando las primarias para ser candidata a la Comunidad de Madrid y se decide dejar el cargo. Es decir, hay un hueco seguro y otro probable, a no ser que el presidente decida hacer más movimientos.

Está por ver. Han surgido muchos nombres en el carrusel de candidatos: Ramón Jáuregui, Valeriano Gómez, Octavio Granado, Leire Pajín... El presidente aseguró el viernes que no se plantea ninguna remodelación para continuar las reformas. Sin embargo, según fuentes próximas al entorno gubernamental, se ha valorado la posibilidad de que Zapatero aproveche la coyuntura para fusionar los dos departamentos, o gran parte de ellos. Se habla incluso de integrar Igualdad y concebir un macrodepartamento con una vicepresidencia de lo social al frente de la cual estaría Manuel Chaves, cuya responsabilidad actual quedaría por definir.

Más información

No pasa de ser una idea. Pero está ahí. Incluso podría valer para más tarde. Los dos ministerios entroncan en algunas competencias, sobre todo en la Seguridad Social (competencia de Trabajo, pero ligada al sistema público de salud), y no sería difícil complementar el resto. Y no digamos con Igualdad, que salió de Trabajo. La integración, según sus defensores, sería un avance en la racionalización del Gabinete; pero tendría que aclararse también la relación con el área económica de la que forman parte.

El actual vicepresidente tercero y presidente del partido ya tiene experiencia como ministro de Trabajo, donde le tocó sufrir la huelga del 14-D de 1988, cuando los sindicatos plantaron cara al plan de empleo juvenil del Gobierno de Felipe González.

Pero la huelga la soportará Corbacho antes de que haga las maletas de vuelta a L'Hospitalet de Llobregat. Al actual ministro se le veía el jueves con muy pocas ganas, leyendo casi literalmente en la tribuna del Congreso, como si no conociese el contenido de la reforma, y contestando cansino. Era la imagen de un hombre abatido. Una de las cosas que dijo, no obstante, es que la reforma laboral será recordada con el tiempo por sus efectos positivos.

Algo similar a los argumentos del presidente, la vicepresidenta segunda, Elena Salgado, y el titular de Fomento, José Blanco, que estrena look tras su operación ocular. "Conviene que los sindicatos asuman lo antes posible que esta es una reforma positiva para todos los trabajadores", dijo en el Foro Nueva Economía. Para echar más leña al fuego, el gobernador del Banco de España, Miguel Ángel Fernández Ordóñez, pidió el jueves que se aborde ya la reforma de las pensiones.

Los sindicatos, sin embargo, aseguran que la reforma no va a solucionar los problemas de empleo y menos los de la economía, "que no se resuelve por una ley", según dijo Ignacio Fernández Toxo (CC OO) un día antes en el mismo foro. "Es una contrarreforma que va a contrapelo de las necesidades de la sociedad española", añadió. "Debilita los pilares de cohesión que existía en España y se ha ido al garete el cambio de modelo productivo que se había prometido", apuntó Cándido Méndez (UGT), que agregó, recordando las intervenciones en sentido contrario del presidente en el último Congreso de UGT: "A partir de mayo la política de Zapatero ha entrado en contradicción con las palabras dichas antes".

La fecha fue elegida por los sindicatos europeos para la jornada de protesta contra las políticas de ajuste. Los españoles encontraron razones para convertirla en huelga general, que es algo mucho más fuerte y quieren convertir en "un huelgón", en palabras de Toxo. El pistoletazo de salida fue la fiesta minera de Rodiezmo, más notoria este año por la ausencia del líder socialista. Después se han desencadenado los acontecimientos: la presentación de la jornada reivindicativa; la intervención en el citado foro, a la que acudieron los diputados socialistas Antonio Gutiérrez -se abstuvo en el Congreso- y Manuel de la Rocha; concentración en Madrid de delegados el mismo día en que se aprobaba la reforma. Y, hasta el 29-S, lo que te rondaré.

* Este artículo apareció en la edición impresa del domingo, 12 de septiembre de 2010.

Archivado En:

Te puede interesar

EmagisterMÁSTER MÁS DEMANDADO

Lo más visto en...

Top 50