Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Las consecuencias del comunicado de la banda

El PP pide al Ejecutivo que no baje la guardia porque ETA solo trata de estar en las elecciones

Nada más conocerse el anuncio de la tregua, el Gobierno, por el cauce habitual -es decir, por medio del ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba-, informó del evento al responsable de Justicia del PP, Federico Trillo. Ambos dirigentes intercambiaron impresiones sobre el comunicado de la banda pronosticado por informaciones periodísticas en las últimas semanas. A la espera de que el Comité Ejecutivo Nacional del PP, que se reune hoy en Santiago de Compostela, acuerde un pronunciamiento oficial sobre el alto el fuego, fue el vicesecretario de Política Autonómica, Javier Arenas, el encargado de ofrecer la primera reacción.

Y el mensaje fue de cautela e incredulidad. De reserva y prevención. "En el PP ya tenemos experiencias de alto el fuego y treguas por parte de ETA y todas han terminado igual: muy mal para el conjunto de la sociedad española", manifestó Arenas. "El único comunicado que los españoles están esperando es aquel en que anuncie su disolución y su abandono para siempre de las armas".

A juicio del PP, esas condiciones no se han producido. Por eso reclama al Ejecutivo que no baje la guardia y le recuerda que la maniobra de ETA puede ser parte de una estrategia para facilitar la presencia de la izquierda abertzale en las municipales de mayo. "El Gobierno tiene que continuar sin duda alguna en la lucha contra el terrorismo", concluyó Arenas. De este punto de vista se desmarcó, como siempre, el eurodiputado Jaime Mayor Oreja, que afirmó que la tregua "confirma la negociación entre el Gobierno y ETA".

En el resto de partidos representados en el Congreso el tono fue similar. Para el portavoz de CiU, Josep Antoni Duran, tras la decisión de ETA solo hay una "maniobra más" de los terroristas, que deben entregar las armas. Gaspar Llamazares (IU), tras recordar que la banda ha aprovechado sus treguas para reorganizarse, insistió en la misma idea: "Es tiempo para que ETA se autodisuelva". El PNV, al margen de que haga hoy un análisis más detallado, apuntó que el anuncio "no es el que ETA debe a los vascos ni el que estos esperaban".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 6 de septiembre de 2010