Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Dinero & inversiones | Bolsa

Septiembre empieza con buen pie

El Ibex 35 recupera el 4,45% y se asienta en la zona de los 10.600 puntos

El mercado de valores español ha mostrado estos últimos días dos caras muy diferentes, pues si el mes de agosto se despedía con un recorte del 2,98% en el Ibex 35, la semana se cierra con una subida del 4,45%.

El resultado obtenido por el mercado en el pasado mes de agosto fue fruto del temor de los inversores a la entrada de la economía de Estados Unidos en una nueva fase de recesión, ante la evidencia de unos indicadores económicos bastante negativos. Los datos conocidos en los últimos días no muestran cambios sustanciales con esa interpretación de la coyuntura, pero parece que las posturas comienzan a aglutinarse en torno a la idea de un crecimiento lento e irregular, pero sin el riesgo de una recesión.

De hecho, los responsables del BCE anunciaron esta semana una revisión al alza de sus perspectivas de crecimiento para este ejercicio y el próximo, tras mantener en el 1% el precio del dinero y anunciar, al tiempo, que se mantendría la política monetaria expansiva, es decir, que se cubrirán todas las peticiones de liquidez de la banca en los próximos meses.

Los inversores consideran esa decisión más como una muestra de apoyo al sector financiero que como un impulso a la economía, pero la valoran por la tranquilidad que aporta en momentos de incertidumbre.

En Estados Unidos, los indicadores económicos han vuelto a ofrecer versiones dispares de la coyuntura, con un avance de la actividad en el sector manufacturero y un retroceso en el de servicios. Agosto fue un mal mes para el empleo, con la destrucción de 54.000 puestos de trabajo y la subida de una décima en la tasa de paro, pero en el mercado parece tomar cuerpo la posibilidad de un repunte si la economía, al menos, aguanta el tipo.

Hay quien afirma que el dinero que se ha estado refugiando en los mercados de bonos para eludir los riesgos de la renta variable está listo para cambiar por considerarse agotado el ciclo de subidas de precios de la renta fija. Las rentabilidades de los bonos a 10 años de Alemania y Estados Unidos han alcanzado niveles mínimos y es difícil que caigan aún más, razón por la que el precio de los bonos puede estar maduro para tantear otras opciones.

Los analistas consideran que no habrá una nueva recesión, lo que centra el problema en el valor de mercado de las empresas con una economía estancada. Los índices apenas acumulan ganancias en este ejercicio, lo que significa que no se ha entrado a valorar una mejoría de la economía y que sí que se ha descontado mucha incertidumbre. Si se aclaran algunas dudas, es posible que los partidarios de una adecuación de las cotizaciones a una economía tranquila tengan razón y que los índices se aproximen a la parte alta del canal por el que discurre el actual movimiento lateral y que, en el caso del Ibex 35, se anulen las pérdidas acumuladas en el año. -

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 5 de septiembre de 2010