Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un profesor mata con un cuchillo a su mujer en Lugo y se entrega a la policía

Montserrat Labrada tenía 43 años y vivía con su marido y sus hijos de 10 y 11 años

Juan Carlos Pernas Díaz se entregó ayer a la policía de Lugo tras matar con un cuchillo a su mujer, Montserrat Labrada Campos, de 43 años, en su domicilio familiar. El crimen se produjo en torno a las cuatro de la madrugada de ayer. La pareja estaba en trámites de divorcio, según fuentes próximas a la familia.

Los agentes esperaban ayer al resultado de la autopsia de la fallecida para poner a Pernas a disposición judicial. El presunto homicida es profesor de Química en el instituto Sanxillao de Lugo. Su mujer, nacida en Barcelona hace 15 años, había llegado a la capital lucense hace 15 años y era auxiliar de enfermería en el Complexo Hospilatario Xeral-Calde. El matrimonio tenía dos hijos, de 10 y 11 años, que estaban en casa de los abuelos paternos cuando se consumó el homicidio. La pareja había llegado a Lugo desde Pol y vivía en un piso en el barrio de O Sagrado Corazón.La directora del Instituto de la Mujer, Laura Seara, condenó el asesinato, pero fue más allá. Seara indicó que no consta que la fallecida hubiese denunciado a su pareja, y recordó que solo 10 de las muertas por esta causa en 2010 lo habían hecho. "Aquí está el problema. No podemos dejar que todo el peso recaiga sobre las víctimas, sino que hay que denunciar como sociedad", advirtió, según recoge Europa Press. La directora del Insituto de la Mujer pidió más colaboración ciudadana, y apeló a vecinos, amigos y familiares para que "den un paso al frente". "Solo así se va a poder proteger y ayudar a la mujer", insistió.

Este el primer crimen machista en Galicia de 2010. Seara recordó las estadísticas sobre violencia sexista del año pasado. Así, en 2009 se presentaron 6.068 denuncias en la comunidad, el 4,5% sobre el conjunto de España, y entre enero y marzo de 2010 se presentaron 1.425 denuncias, un 4,4%. La directora lamentó ese descenso relativo. "Las mujeres no denuncian porque hubo personas que lo cuestionaron", adujo, y abogó por ayudar a las víctimas.

A finales de junio, señaló, estaban activos ocho dispositivos electrónicos de protección a víctimas y había 437 usuarias de teleprotección móvil en Galicia.

Consternación en Lugo

Nadie en la familia de la asesinada en Lugo o en el vecindario temía que se produjese la tragedia, lo que provocó un ambiente de consternación general. Un vecino describió al matrimonio como "una pareja muy normal, aunque ella hacía más vida social en el barrio que él". Otra residente en el edificio aseguró que no se habían oído ruidos en el inmueble.

El Ayuntamiento de Lugo convocó para hoy a las once de la mañana una concentración de condena pública al asesinato frente a la casa consistorial, en la que participarán los concejales de los tres partidos, PSOE, PP y BNG.

La corporación manifestó, a través de un comunicado, su profundo pesar por lo sucedido. "Basta ya de estos actos criminales que acaban con la vida de mujeres inocentes", señala el escrito, en el que se pide también "que la gente no calle nunca ante estos actos inhumanos y que denuncien las situaciones graves de las que tengan conocimiento para que no queden impunes". El subdelegado del Gobierno en la provincia, José Vázquez Portomeñe, pidió a la ciudadanía "que tenga confianza en el buen hacer de la policía y de la Guardia Civil".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 27 de agosto de 2010