Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Estudiantes regresa al Palacio de Deportes

Los partidos dependerán de los eventos programados en el recinto

Estaban a un paso de la desesperación. Desde que el pasado 31 de julio el pabellón Madrid Arena, gestionado por una empresa municipal, decidió no renovar el contrato que permitía al Asefa Estudiantes jugar en su cancha, el veterano club de baloncesto se quedó en la calle. Las negociaciones se sucedieron con cierta preocupación por parte de los responsables del equipo, hasta que Esperanza Aguirre ordenó a su viceconsejero de Deportes que facilitase la vuelta del club a la que fue su cancha desde 1987 hasta 2001, cuando un incendio asoló el recinto. Ayer, por fin, el director general del club, Antonio Asenjo, pudo decir: "Ya tenemos cancha". Será la del Palacio de Deportes. "Estamos muy contentos, era lo que queríamos", dijo. Pero el asunto no es tan fácil.

El Palacio de Deportes, gestionado por una empresa privada, cuenta en su programación con multitud de eventos musicales y de ocio que no puede ni quiere cambiar. Así que, al menos hasta enero, cuando se planifique el nuevo calendario, el lugar de celebración de los partidos del club dependerá de las actuaciones previstas. "Sé que este año habrá dificultades con algún partido", minimizaba Asenjo. "Hasta enero es imposible que jueguen en el Palacio por todos los eventos que ya hay programados", explicaba, por su parte, un portavoz de la Consejería de Deportes.

Para no quedarse sin sede donde jugar, el club, con casi 10.000 abonados, ha retomado las negociaciones para contar con una pista secundaria. Esta vez tendrán que salir de la capital. Asenjo no ha concretado más, pero apunta a las canchas de Alcobendas o de Torrejón de Ardoz. Así que el peregrinaje al que el equipo tiene acostumbrados a sus fieles seguidores, continúa.

Para compensar ha habido una concesión. El primer partido de la temporada que enfrentará al Estudiantes con el Real Madrid -cuya nueva sede, la Caja Mágica, gustaba a su rival- sí podrá jugarse en el Palacio de Deportes, con un aforo acorde a la ocasión: unos 14.000 asistentes. Pero para conseguirlo el club ha tenido que rendirse ante Elton John. El británico dará un concierto ese mismo día (2 de octubre) y, según un portavoz de la Consejería, se ha acordado con el club adelantar la fecha del partido al 30 de septiembre. Y parece que esta será la dinámica hasta final de año. "Espero que el año que viene sea más fácil", decía Asenjo ayer por la mañana tras la presentación de los dos nuevos fichajes de la temporada, Josh Asselin y Marc Blanch.

Las condiciones a las que se ajustará el equipo, aparte de la absoluta disponibilidad a cambiar de cancha según lo exijan los conciertos y actividades no deportivas del palacio, están aún por concretar. Aunque el director general del club espera que este paso sea el comienzo de un contrato de ocho años, el mismo portavoz remarca que "no se ha hablado de años". "Tal y como estamos ahora de lo que se trata es de encontrar una solución rápida [para que el club tenga donde jugar] y a partir de ahí nos sentaremos a negociar. Ya veremos el acuerdo", zanjan desde la consejería.

Otra de las condiciones es el precio, también por determinar. Mientras que el Real Madrid, desembolsará cada año un millón de euros por el uso y disfrute de la Caja Mágica, el Asefa Estudiantes, dada su precariedad, correrá con los gastos de cada partido. "No se le puede cobrar un canon directo cuando no se sabe lo que va a pasar", aclara el portavoz.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 25 de agosto de 2010

Fe de errores
El director general del Asefa Estudiantes es José Asensio y no Antonio Asenjo, tal y como aparece publicado en esta noticia.