Oposición y ecologistas denuncian el "saqueo" fluvial del Plan Hidrológico

El PSdeG recuerda a Feijóo que el Parlamento se opuso a las minicentrales

El conselleiro de Medio Ambiente sostiene que difícilmente se construirán más minicentrales hidroeléctricas en los ríos gallegos, pero la abierta contradicción entre este discurso y el borrador del Plan Hidrológico de Galicia Costa ha puesto en alerta a ecologistas y partidos de la oposición. Unos y otros dan más credibilidad al texto anunciado el pasado viernes en el Diario Oficial de Galicia (DOG), que reconoce los derechos de las concesiones adjudicadas por el Gobierno de Fraga en funciones y que después paralizó por decreto el bipartito. En total, 31 minicentrales, que podrán ponerse en marcha con la única condición de cumplir las normativas medioambientales aprobadas en los cinco años transcurridos. La organización ecologista Adega y el PSdeG no dudaron ayer en calificar el proyecto de "saqueo" de los ríos gallegos.

Adega amenaza con exigir "responsabilidades penales" a la Xunta

"Se cumple el pronóstico que hicimos: que el Gobierno de Feijóo quería recuperar las minicentrales", denuncia la portavoz de medio ambiente del Grupo Parlamentario Socialista, Carmen Gallego. Los socialistas acusan al conselleiro Agustín Hernández de "despreciar la naturaleza", al recuperar unos proyectos que afectan "de forma grave" a unos ríos "sobreexplotados", y de "desmontar la política de contención" que, aseguran, caracterizó al bipartito de Emilio Pérez Touriño.

Para el PSdeG es un agravante que la decisión "contradiga flagrantemente" la iniciativa socialista aprobada en el Parlamento gallego, en la que se rechazaba la posibilidad de implantar nuevos embalses en los cauces fluviales. En todo caso, Carmen Gallego anunció que pedirá al Gobierno central que rechace las previsiones del Plan Hidrológico respecto a los aprovechamientos hidroeléctricos. El proyecto anunciado el viernes por la Xunta se incorporará al Plan Hidrológico Nacional, competencia del Ejecutivo de Zapatero, por lo que éste tendrá "la última palabra", sostiene la diputada socialista. Gallego también recordó al conselleiro que los proyectos ahora recuperados deben contar con evaluación ambiental estratégica, un proceso que, de hacerse de forma correcta, "bloqueará de nuevo las minicentrales", según la diputada.

Tampoco Adega se fía de las palabras de Agustín Hernández. Más bien al contrario, la organización ecologista le acusa de pretender poner en marcha los nuevos aprovechamientos antes de 2015. "Feijóo y Hernández pretenden continuar con el saqueo de nuestros ríos donde lo dejaron en 2005", acusan.

La Directiva Marco del Agua, recuerda Adega, obliga a alcanzar el buen estado de las masas de agua en 2015, "algo que este Plan Hidrológico no puede garantizar". Los ecologistas también apelan a la Lei de Defensa dos Ríos de 2006, "que prevalece sobre la planificación sectorial", y cuyo incumplimiento "podría dar lugar a responsabilidades penales" que Adega "sin duda exigirá". En su preámbulo, la ley, aprobada por unanimidad, reconoce que las minicentrales constituyen la principal amenaza para los ríos gallegos.

Adega critica que la Xunta dibuje un panorama "sostenible" en 2015 con las nuevas minicentrales, sin haber aprobado previamente el instrumento que desarrolla el sector, el Plan Sectorial Hidroeléctrico, que el bipartito tenía ya redactado y establecía el "punto final" de los aprovechamientos hidroeléctricos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del martes, 24 de agosto de 2010.