Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Repulsa al diputado del PP que se mofó del acento de Trinidad Jiménez

El PP de Vélez-Málaga pide que se expediente al parlamentario madrileño Soler

La última de la que ya es una larga serie de manifestaciones de menosprecio de dirigentes del PP de fuera de Andalucía hacia aspectos de la cultura o de la sociedad andaluza ha generado una ola de indignación en la comunidad. El pasado 13 de agosto el portavoz adjunto popular en la Asamblea de Madrid, Juan Soler, escribió en su blog que la ministra de Sanidad, Trinidad Jiménez, nacida en Málaga, es una "candidata floja para Madrid" ya que "su acento le hace más apta para Dos Hermanas o Vélez-Málaga".

"Suena extraña y solo aparece por aquí para aspirar a un puesto. (...) Le faltan fondo y cuajo madrileño", añadió el político popular en su bitácora, que lleva por subtítulo "comentarios impertinentes sin mala fe".

Javier Arenas optó, una vez más, por esperar a que escampe

"Trini es encantadora, lista y guapa", se disculpó el diputado

Las reacciones comenzaron en el propio PP de Vélez-Málaga. El ex alcalde popular de esa localidad, Francisco Delgado Bonilla, dirigente cualificado del PP provincial, fue el más contundente. En declaraciones a la cadena Ser, exigió la apertura de un expediente contra Soler por sus palabras "reprobables e inaceptables". Delgado Bonilla recordó cómo en enero de 2009 la ex parlamentaria catalana del PP Montserrat Nebrera afirmó que la entonces ministra de Fomento, Magdalena Álvarez, tenía "un acento que parece un chiste".

La del ex alcalde veleño fue la respuesta más contundente que recibió Soler de sus compañeros andaluces. El presidente del PP regional, Javier Arenas, optó, como acostumbra en estos casos, por esperar a que escampe y por dejar que la portavoz popular en el Parlamento de Andalucía, Esperanza Oña fijara la posición oficial: "Juan Soler ya se ha disculpado (...) Parece que lo razonable es aceptar que las declaraciones no gustan pero también aceptar la disculpa", dijo a Europa Press.

Desde la Junta de Andalucía, el consejero de Gobernación, Luis Pizarro, culpó a Javier Arenas de los "insultos reiterados" hacia Andalucía de sus compañeros de partido al norte de Despeñaperros. "Mientras que no haya una posición firme de Arenas en ese sentido, que no la hay, seguirán las descalificaciones".

Tomás Gómez, contrincante de Trinidad Jiménez en las primarias socialistas para elegir candidato a la Comunidad de Madrid, condenó el tono "discriminatorio y xenófobo" de la crítica de Soler.

A la vista de una polémica que no paraba de crecer, el diputado madrileño redactó otro escrito en su blog a modo de "aclaración para malévolos". Tras declarar su amor a Andalucía con referencias a Lorca, el flamenco, el aceite de Jaén, y el brandy de Jerez, "que es, a precio igual, mejor que el cognac", aclaró su referencia al acento de Trinidad Jiménez: "Que quede claro: Ni un desprecio, ni una sorna a la parte mas elegante del mundo. Nunca yo lo permitiría. Trini me parece encantadora, lista y guapa". Aún así, insistió en su idea: "solo digo que su acento malagueño la distancia del elector medio de Madrid".

La aclaración no hizo sino añadir más fuego al asunto. A primera hora de la tarde, el PP en la Asamblea de Madrid emitió un comunicado en el que Soler pedía disculpas por los "desafortunados comentarios" de su blog. El comunicado afirmaba que el diputado "en ningún momento pretendía ofender a nadie, y que si lo ha hecho, lo lamenta".

En marzo pasado, la presidenta de Madrid, Esperanza Aguirre comparó a los jornaleros que cobran subsidios con gallinas a las que el Gobierno "da pitas, pitas, pitas con dinero del contribuyente". Antes, Ana Mato dijo: "Los niños andaluces son prácticamente analfabetos. Es que es verdad". Alejo Vidal-Quadras calificó de "cretino integral", "payaso" y "el más tonto de Europa" a Blas Infante, precursor de la autonomía andaluza. En julio de 2008, la número dos del partido, Dolores de Cospedal, afirmó: "Con un gobierno del PP en Andalucía, los andaluces ya no van a tener que irse fuera a buscar un puesto de trabajo".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 20 de agosto de 2010