Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Crónica:la lidia

Rajoy: "Prohibido prohibir"

El líder del PP defiende la fiesta taurina en la feria de su Pontevedra natal

Un Mariano Rajoy con aires de Mayo del 68 se presentó ayer en la plaza de toros de Pontevedra para asistir a la última corrida de las fiestas de la Peregrina. "Creo que en España tenemos que empezar a hablar de 'prohibido prohibir', porque ya se prohíben demasiadas cosas", reflexionó el líder del Partido Popular a la entrada al coso, aparentemente extrañado de la atención mediática que han recibido este año las corridas. "Yo no vengo aquí a hacer política. Desde 1983, el día de la Peregrina siempre he estado aquí. Si usted me quiere preguntar si yo prohibiría los toros, le diría que no", añadió.

Casi al mismo tiempo que Rajoy llegó a la plaza pontevedresa el ministro de Fomento, José Blanco. Si bien ambos evitaron cruzarse en la entrada. No hubo saludo pero sí declaraciones del ministro, similares en el tono a las del adversario político. "Estoy aquí apoyando la fiesta y a favor de la libertad; cada cual debe decidir de acuerdo con lo que cree conveniente", adujo. Blanco también aludió al conflicto con los controladores aéreos, a los que dedicó la siguiente frase: "La paciencia se nos está acabando".

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, también acudió a los toros, que presenció en el palco junto a Rajoy. Blanco optó por un asiento más cercano a la arena. Antes de ocupar su asiento, Feijóo se mostró contrario a que una iniciativa legislativa popular como la que propició el debate sobre la prohibición de los toros en Cataluña llegue a Galicia: "Esperamos que no se planteen iniciativas legislativas que coarten, limiten o disminuyan los derechos y la libertad de la gente".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 9 de agosto de 2010