gente

El regalo envenenado de ser amigo en Twitter de un famoso

Que una estrella comente en tu página una sola vez puede salirte muy caro

Era sábado por la noche cuando Steven Holmes, un estudiante de la Universidad de Nottingham, abrió Twitter y recibió la notificación de que tenía un nuevo seguidor. Su sorpresa fue mayúscula cuando vio que era el rapero Kanye West. Según ha confesado al diario local The Coventry Telegraph, apenas 20 segundos después ya tenía una veintena de mensajes de desconocidos.

El joven acababa de convertirse en la única persona a la que seguía West. Tan solo 24 horas después, Holmes se arrepentía de que el rapero, que cuenta con 400.000 seguidores en la red social, le hubiera elegido a él de entre la multitud. "Me siento presionado con mis tweets ahora", se lamentaba Holmes, quien según The Guardian, decía verse forzado "a decir cosas interesantes e ingeniosas" en sus tweets, nombre que reciben los comentarios en 140 caracteres en los que cada usuario comparte sus pensamientos. "Esto ha sido surrealista, y no tengo ningún interés en recibir esta atención", explicaba.

El cómico que dirige el talk show nocturno de la NBC, Conan O'Brien, también eligió seguir a un anónimo. Esta acción aumentó el número de fans de Sarah Killen, de 19 años, de 3 a 10.000. Killen, que estaba a punto de casarse, estaba encantada. "La gente nos está ofreciendo cosas para nuestra boda", explica Killen al New York Magazine, que ha usado su fama para abrir una página web en la que la gente done los regalos ofrecidos a la caridad.

La relación de los famosos con Twitter viene de largo, pero si alguien ha hecho de él una ventana abierta a su intimidad esos son Demi Moore y Ashton Kutcher, forofos del twitteo. Entre sus últimas andanzas, la publicación por parte del joven actor de una foto del culo de Moore en biquini.

A la izquierda, el rey del <i>twitteo</i> y actor Ashton Kutcher. Arriba, el rapero Kanye West durante una actuación.
A la izquierda, el rey del <i>twitteo</i> y actor Ashton Kutcher. Arriba, el rapero Kanye West durante una actuación.REUTERS

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS