Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Esquerra rechaza una gran coalición independentista con Laporta y Carretero

Esquerra Republicana está dispuesta a competir con una de sus amenazas en las elecciones de otoño: las ofertas independentistas que quieren robarle votos y que pueden agudizar la caída que le pronostican los sondeos. El portavoz del partido, Ignasi Llorente, descartó unirse en una candidatura unitaria independentista con Reagrupament (escisión del partido liderada por el ex consejero Joan Carretero) y Solidaritat Catalana (proyecto del ex presidente del Barça Joan Laporta). Carretero hizo llegar ayer una carta a Laporta y al líder de ERC, Joan Puigcercós, en la que les invitaba a formar una coalición, una propuesta que anunció la semana pasada pero que aún no había concretado. Recibida formalmente la propuesta, Llorente la desechó: argumentó que a tres meses de las elecciones "todos los partidos ya tienen definida la hoja de ruta" y erigió a ERC frente a las demás opciones como "la garantía" para el electorado independentista. El partido de Puigcercós saca pecho de sus 80 años de trayectoria frente a las nuevas opciones -todas formadas en los últimos dos años- para evitar la fuga de votos.

Los republicanos se autoproclaman "la garantía" de los soberanistas

Pese a que tanto Laporta como Carretero compiten con ERC por el votante independentista, Llorente aseguró que el partido ve como una "buena noticia" la creación de estos dos nuevos partidos. ERC considera que el independentismo de centro derecha era un espacio "huérfano" hasta la creación de Reagrupament y Solidaritat Catalana, y confía en que la ideología liberal de ambas formaciones robe votos a CiU y obligue a la federación de Artur Mas a dejarse de matices y definir su horizonte nacional.

Frente a los comicios, el partido republicano no se fija una cifra de diputados y sitúa como objetivo electoral volver a ser decisivos en el Parlament. "Si somos fuertes, conseguiremos muchas de las propuestas", aseveró Llorente, que presentó la campaña en Internet del partido. La movilización vía web incluye un concurso para realizar el anuncio electoral de la formación.

Mientras ERC rechazaba unirse en una coalición, los dos partidos alternativos a los republicanos continuaban en su disputa, evidenciando las diferencias que dificultan su unidad. A la vez que pedía un pacto con Laporta, Carretero cargaba contra el ex presidente del Barça por haberse negado en reiteradas ocasiones a figurar en las listas de Reagrupament. "Me sorprende que gente a la que se le ha ofrecido todo y más para estar con nosotros al final no quiera estar con nosotros. Si hubiese diferencias ideológicas, sería normal que no se acercasen a nosotros, pero la hoja de ruta que presentan algunos es como la nuestra", criticó Carretero en una entrevista realizada por su equipo de prensa. El programa de Solidaritat Catalana y el de Reagrupament coinciden en un único punto: proclamar la independencia unilateralmente.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 7 de agosto de 2010