Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El TSJA aparta del 'caso Marta' a cuatro jueces "contaminados"

El juez Ángel Márquez, presidente de la Sección Tercera de la Audiencia de Sevilla, será designado magistrado presidente del jurado popular que enjuiciará la presunta violación y muerte de la joven Marta del Castillo, tras apartar del caso a los cuatro integrantes de la Sección Primera por estar "contaminados". Fuentes judiciales informaron ayer de que, tras la decisión del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) de aceptar la abstención de los jueces María Dolores Sánchez y Juan Antonio Calle y apartar del caso a los otros dos jueces integrantes de la Sección Primera, el orden de designaciones prevé que Márquez asuma el juicio.

Ángel Márquez preside desde 1998 la Sección Tercera de la Audiencia sevillana y durante cinco años a partir de 1991, como titular del juzgado de instrucción 6 de Sevilla, investigó el llamado caso Juan Guerra por tráfico de influencias y otros delitos dirigido contra el hermano del entonces vicepresidente del Gobierno socialista Alfonso Guerra. Antes de ocupar dicho juzgado de instrucción en 1987, estuvo destinado en Llerena (Badajoz), Barcelona y Málaga.

El caso Juan Guerra, que durante muchos años fue el más voluminoso tramitado en Sevilla, acabó desgajado en una decena de asuntos y su dificultad impidió al juez aspirar antes a una plaza en la Audiencia de Sevilla. El juez Márquez pertenece a una familia de magistrados, ya que su padre lo fue y actualmente tiene varios hermanos y primos ejerciendo como jueces en Sevilla.

Fase de instrucción

El TSJA, en un auto notificado ayer, aceptó la abstención planteada por el juez Calle y, por extensión, determinó que no puede ser nombrado presidente del jurado ninguno de los cuatro magistrados de la Sección Primera de la Audiencia de Sevilla que vieron los recursos durante la fase de instrucción por la muerte de la joven sevillana.

La sala de lo Civil y Penal del TSJA ya señaló a principios de julio que, en el caso de la juez María Dolores Sánchez, se apreciaba una falta de imparcialidad al haber resuelto diez recursos de apelación del caso.

En el juicio, que posiblemente se celebrará en 2011, la fiscalía de Sevilla pedirá 52 años de cárcel para Miguel Carcaño como autor confeso de la violación y asesinato de la chica, ocurrido el 24 de enero de 2009. El cuerpo de la joven no ha aparecido.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 4 de agosto de 2010