Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Luz verde para la construcción de la Fuente de Neutrones

Las obras acumularán, sin embargo, un importante retraso

La primera fase de las obras de la Fuente de Neutrones debía haber arrancado ya para culminar en 2011. Sin embargo, aún no hay una fecha establecida para que lo haga, ya que ni siquiera ha sido convocado el concurso para adjudicar los trabajos. Han pasado más de siete meses desde que el Ministerio de Ciencia y el Gobierno vasco colocaran la primera piedra del proyecto y anunciaran el inicio de las obras en julio. Sin embargo, no fue hasta ayer cuando la UPV ha otorgado al Parque Tecnológico de Vizcaya la concesión de 184.500 metros cuadrados en el campus de Leioa, donde construir el futuro Parque Científico, que, entre otras instalaciones, albergará la subsede de la Fuente Europea de Neutrones por Espalación.

Los trabajos tienen 135 millones garantizados entre ambos gobiernos

Las obras dentro de este espacio, que en su conjunto supondrá una inversión público-privada de 400 millones de euros, no arrancarán hasta finales de año y los primeros edificios del complejo, según informó ayer el propio Parque Tecnológico, no estarán operativos hasta 2013. Ahora bien, según el Gobierno vasco, uno de los impulsores del proyecto, la construcción de algunos de ellos podrían acelerarse de considerarse urgentes. De momento, ninguna institución ha aclarado si ése será el caso de la primera fase de las obras de la Fuente, pero lo cierto es que las previsiones iniciales señalaron que el equipamiento científico empezaría a funcionar en 2015. Dada la complejidad del ingenio, que costará 180 millones de euros, dichos plazos se antojan ahora ajustados.

El Parque Científico contará además con infraestructuras de primer nivel, como la incubadora de empresas, la Unidad Biofísica de Vizcaya, departamentos de I+D de empresas, compañías científicas y plataformas mixtas universidad-empresa.

Así las cosas, será al Parque Tecnológico de Vizcaya -la UPV se ha integrado en el accionariado del Parque y en su Consejo de Administración-, gestor de todo el proyecto el que, según las fuentes consultadas por este periódico, se encargará de licitar las obras de la subsede, mientras que la investigación puramente científica recaerá en el consorcio ESS Bilbao. De hecho, este organismo continúa desarrollando su trabajo de diseño del acelerador de protones. La plantilla, formada ya por 46 especialistas liderados por el físico Javier Bermejo, sigue sujeta a ampliaciones. Antes de fin de año se incorporarán otros cuatro científicos.

El Consejo Rector del proyecto, máximo órgano de gobierno de la futura Fuente de Neutrones -formado por representantes del Gobierno vasco y el Ministerio de Ciencia- ha propuesto y aprobado ya la financiación del proyecto a largo plazo. En breve, según fuentes del Gobierno central, el Consejo de Ministros y el Ejecutivo autonómico aprobarán dicho plan, lo que se traducirá en dinero para empezar a construir. De momento, los Gobiernos central y autonómico ya han formalizado sendas partidas por un total de 135 millones que garantizan un fondo para llevar a cabo el proyecto.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 31 de julio de 2010