Reportaje:la lidia

Rabia en el mundo del toro

La decisión de los diputados catalanes causa tristeza, indignación y asombro generalizado entre políticos, gente de la cultura y del entorno taurino

La ley aprobada ayer en el Parlamento de Cataluña ha provocado en el mundo político, social y cultural reacciones encontradas.

- Alfonso Guerra. "Que se prohíban actividades privadas por razones identitarias refleja el drama de la élite política catalana, que solo actúa como afirmación propia, negando la existencia de España; hay que estudiar si las Cortes podrían adoptar alguna medida que anule la decisión tomada".

- Salvador Távora, director escénico. El primer toro que se prohibió en Cataluña fue a Salvador Távora, para su espectáculo Carmen. Él recurrió la decisión y ganó por dos veces en el Tribunal Superior de Justicia y en el Tribunal Supremo. "Aquello fue un anuncio: si hubiéramos estado unidos todos a lo mejor no había ocurrido esto".

Guerra: "Hay que estudiar si esta medida se puede anular en las Cortes"
Vicent: "No soy partidario de prohibir pero me parece bien este descabello"
Más información
El toro catalán, al desolladero

- Calixto Bieito, director de ópera y teatro. "Qué prohibición más bestia, y eso que he ido a pocas corridas, pero tengo clarísimo que los toros son un arte. Creo que lo que tenemos que hacer es no votar a nadie de los que han estado a favor de la prohibición de los toros: me indigna profundamente que se prohíba así una fiesta con las raíces que tiene en Cataluña y en toda España, es arte en estado puro".

- Carmen Alborch, senadora. "Me ha parecido interesante el proceso, partiendo de una iniciativa popular con un procedimiento que no es habitual, las comparecencias de muchos expertos y la libertad de voto. El mundo de la cultura, con permiso de Vicent, ha tenido grandes vinculaciones con los toros".

- Manuel Vicent, escritor. "La sensibilidad moderna ya no es compatible con un espectáculo lúdico que fundamentalmente consiste en la tortura y muerte de un animal en medio de un jolgorio público. Aparte de esto, se trata de un festejo cruel pasado de moda y soberanamente aburrido. La fiesta nacional está más pasada que una carrera de sacos. Aunque no soy partidario de prohibir nada, me parece muy bien este descabello".

- Jaume Sisa, cantante. "Que la Generalitat de Cataluña catalanice por decreto ley la fiesta de los toros, que los toros tengan denominación de origen de la Plana de Lleida, que los toreros usen barretina, en vez de montera y que, en lugar de pasodobles, se toquen sardanas".

- Luis Eduardo Aute, músico. "Prohibir una tradición cultural es un despropósito. Esto no es una fiesta, es un rito. Se representa en él la vida con todas sus consecuencias: la vida, la muerte, la provocación, el miedo, la estética, el ritmo, la medida. No creo que tenga graves consecuencias más allá de las circunstanciales o territoriales".

- Josep Pons, músico. "Prohibir no es bueno. Lo peor es la politización que se ha hecho de todo el asunto".

- Agustín Díaz Yanes, director de cine. "Es una gran tragedia para Cataluña y para todos aquellos que pensamos que la libertad individual está por encima de las prohibiciones. Lo que han conseguido es abrir una brecha más entre Cataluña y el resto de España. No perdono la responsabilidad del Gobierno central en esto. Es para pensarse el voto".

- Eduardo Arroyo, artista. "Es una situación de empobrecimiento para Cataluña. Es una tentativa de automarginación, de aislamiento, un error monumental. La actitud de los políticos ha sido de una irresponsabilidad increíble. Si Lluís Companys levantara la cabeza, volvería al hoyo. Pero las consecuencias serán ínfimas".

- Felipe Benítez Reyes, escritor. "No me parece bien ni mal. Si unos representantes parlamentarios así lo deciden, no pasa nada. No podemos negar que el toro sufre. Comprendo que a una parte cada vez mayor de la sociedad le resulte censurable".

- Carlos Marzal, escritor. "Lo ocurrido en el Parlamento me parece un ejercicio de cinismo político y de hipocresía moral".

- Sebastián Castella, matador de toros francés. "Por mi parte no tomaría ninguna medida, no creo que pueda, no está en mi mano. Lo único que puedo hacer es entristecerme y apoyar a la afición catalana".

- José María Manzanares, figura del toreo: "Han quitado la capacidad de elegir que tiene cualquier ser humano en libertad. Es un grave error".

- Serafín Marín. El último torero catalán en activo salió del Parlamento con lágrimas en los ojos: "Si pudiera, haría algo. Deberíamos unirnos".

- Victoriano Valencia, matador de toros retirado afincado en Cataluña. "Acudiremos a todos los estamentos necesarios. Salvo en Lleida, en toda Cataluña ha habido plazas de toros".

- Curro Vázquez, figura del torero retirado, hoy apoderado de Cayetano Rivera y Morante de la Puebla: "Es un golpe muy triste. Estamos unidos y tenemos que emprender acciones. Con la falta de trabajo que hay, como para quitar más puestos...".

- Pablo Chopera, empresario de Bilbao, Salamanca, San Sebastián y Logroño: "Tenemos que estudiar una defensa de los toros desde una perspectiva legal".

- Antonio García Jiménez, empresario de la plaza de toros de Barcelona: "Seguiré mientras podamos, es decir este año y 2011, hasta el final organizando corridas de toros en Barcelona. Me gustaría decir que nos vamos a organizar y a movernos, pero no tenemos arreglo. En los toros cada uno va a su aire".

- Salvador Boix, apoderado de José Tomás: "Las consecuencias son imprevisibles, no solo en la calle, sino también económicas. No se pierde la tauromaquia, sino parte de la cultura catalana".

- Carlos Núñez, presidente de la Unión de Criadores de Toros de Lidia: "Vamos a tomar medidas legales. Con la ley en la mano no está claro que una autonomía pueda suprimir la fiesta".

- Ramón Valencia, empresario de La Maestranza de Sevilla: "Tenemos que juntar más de 300.000 firmas para corregir esta insensatez".

- José Antonio Martínez Uranga, empresario de Las Ventas: "Si ellos han conseguido 180.000 firmas estoy seguro de que nosotros podemos tener un millón. Nos vamos a unir todos: empresarios, ganaderos, matadores, subalternos, prensa...".

- Víctor Gómez Pin, pensador y ensayista. "Si el Parlamento vota la abolición de las corridas de toros lo único que cabe esperar es que algún día haya una propuesta en sentido inverso que las restablezca. Pero acciones como presentar un recurso de inconstitucionalidad solo servirían para darnos la puntilla y para encerrarnos en un gueto".

- Enrique Ponce, más de veinte años como figura del toreo. "Quien tenía la fuerza para que esto no ocurriera es el PSC. Hay una gran incongruencia dentro del partido: en Andalucía lo declaran bien cultural, en Cataluña lo prohíben, y en medio está su presidente, que es socialista y que se lava las manos".

- Miguel Ángel Perera, matador. "Es lamentable que se le haga tanto caso a la gente a la que no le gusta algo; hay que respetar y saber que esto es una profesión, no un capricho. A mí hay cosas que no me gustan y en las que no participo, pero las respeto".

Artículo realizado con informaciones de R. J. Cano, R. Torres y J.R. Mantilla.

Arriba, el torero catalán Serafín Marín (con camisa blanca y sin corbata), ayer siguiendo el pleno del Parlamento de Cataluña. Abajo, mientras los diputados catalanes votaban, la gente se manifestaba en la calle a favor de las corridas (a la izquierda) y en contra (a la derecha).
Arriba, el torero catalán Serafín Marín (con camisa blanca y sin corbata), ayer siguiendo el pleno del Parlamento de Cataluña. Abajo, mientras los diputados catalanes votaban, la gente se manifestaba en la calle a favor de las corridas (a la izquierda) y en contra (a la derecha).CARLES RIBAS

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS