Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los sindicatos denuncian las sanciones a los policías por golpes de coche

Los policías nacionales que sufran accidentes o un pequeño roce con los vehículos oficiales se enfrentan a un expediente disciplinario fuerte, que puede acabar con la suspensión de uno o dos días de empleo y sueldo. Este hecho fue denunciado ayer dos de los principales sindicatos del cuerpo, el Sindicato Unificado de la Policía (SUP) y la Unión Federal de la Policía (UFP). En algunos casos ha bastado una simple rotura de un retrovisor para que el agente fuera expedientado.

En lo que va de año son más de 150 los policías expedientados, según los datos que manejan los sindicatos. Para que el agente sea suspendido de empleo y sueldo o reciba un apercibimiento, basta que tenga un pequeño roce con el coche patrulla o que se le vaya el coche y haga algún pequeño desperfecto a la carrocería. "Siempre han argumentado que lo hacen para reducir el alto índice de siniestralidad que hay en Madrid, pero es mentira. Muchos compañeros no quieren utilizar ni las luces azules para no tener problemas", destacó ayer el secretario regional del SUP, Felipe Brihuega.

De la misma opinión era su homólogo de la UFP, Alfredo Perdiguero, que ha protestado en varias reuniones con los responsables de la Jefatura Superior de Policía de Madrid por los expedientes que reciben los agentes. "Esto no ocurre en ningún otro lugar de España. Basta un simple desliz para que los compañeros sufran algún tipo de sanción", criticó Perdiguero.

La Jefatura Superior de Policía de Madrid declinó ayer entrar a valorar las quejas sindicales.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 29 de julio de 2010