Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Magialdia se abre a la gastronomía

La XXII edición del festival de ilusionismo de Vitoria incluirá 'pintxos' y repostería

Lo que comenzó como una cita para profesionales del ilusionismo se ha convertido con el paso del tiempo en la principal convocatoria pública sobre magia de Europa. Y en su XXII edición, Magialdia, el festival de Vitoria, ha decidido implicarse un paso más en la difusión de la ciudad y se ha vinculado con la gastronomía y el Artium para que la magia llegue a todos los ámbitos entre el 13 y el 19 de septiembre.

Ya el año pasado, Magialdia llegó al tranvía con espectáculos en las paradas del tren urbano que sirvieron para entretener a los viajeros. Desde hace unos años, los números de magia se pueden disfrutar en una docena de escaparates del centro de la ciudad en lo que es un espectáculo itinerante que convoca a centenares de personas. En 2010, la baraja mágica se ha abierto también a los pintxos del restaurante Marmitaco y la repostería de Artepan.

Ayer, se presentó un avance del programa del certamen en el citado restaurante, donde ejerce el chef José Antonio Merino. Se presentaron cuatro de los pintxos que se podrán disfrutar durante la semana del ilusionismo. Entre ellos destaca una sugerente muestra de zanahorias que surgen de la nada una vez que se riega un cubo sembrado de hierbas. Otro de ellos consiste en un batido de chocolate, creado en coctelera a partir de leche, cacao invisibles y cubitos de hielo reales. Una brocheta de panceta y vieira cocinada en unas brasas misteriosas también está incluida en el menú.

Y luego está el postre de Artepan, diseñado por el repostero David Yárnoz, un sugerente vaso de cristal, al estilo de los de yogur tradicional, relleno de tierra, con unos brotes de hierba y hasta lombrices. En realidad, como corresponde al estilo de Magialdia, se trata de un truco: no es más que una deliciosa mousse de chocolate.

"Queremos impulsar este aspecto vinculado con la gastronomía de Vitoria y, por extensión, vasca, una de nuestras señas de identidad turísticas", explicó ayer el director del evento, Patxi Viribay. El alcalde, Patxi Lazcoz, que acudió al acto de presentación del programa, destacó las posibilidades que ofrece "el más importante encuentro de magos de Europa para situar nuestra ciudad como referente turístico". "Serán nuevamente días de mucho ambiente, de mucha animación y eso repercutirá en beneficio para la ciudad", añadió el regidor.

Por ello, el Artium también se ha sumado al Magialdia como sede de dos de los montajes más espectaculares. Por un lado, el mago alemán, Johan Lorbeer, aquel que se presentó en la plaza de la Virgen Blanca hace dos años como si estuviera suspendido en el aire, presentará su nuevo espectáculo el próximo 15 de septiembre a las seis y media de la tarde. El montaje llevará el nombre de Vitoria.

Por otro, el ilusionista francés William Ston realizará un Grosse Collection en el Artium. "Se trata de una biblioteca compuesta por 600 juegos de magia, de los que el mago realizarán todos aquellos que el público elija", explicó Viribay.

Arte y premio para escaparates

- El Magialdia incluye en esta edición la participación de dos conocidos artistas de Vitoria en lo que supone una muestra más de su apertura a diferentes ámbitos de la ciudad. Mintxo Cemillán preparará un gran tranpantojo en la plaza de la Virgen Blanca: un dibujo deformado que no se aprecia de cerca y que sólo será visible desde la balconada de San Miguel.

- El ilustrador Mikel Valverde pintará sobre un lienzo un naipe en exclusiva para la ciudad.

- Además, este 2010 se ha convocado el premio Magialdia, dotado con 10.000 euros, para el mejor espectáculo de aquellos que se realicen en los escaparates de Vitoria. "Se trata del premio de magia mejor dotado del mundo", aseguró ayer el director del certamen, Patxi Viribay.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 20 de julio de 2010

Más información