Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Rapta a su hija menor tras agredir a su ex mujer en Zarautz

Un hombre, de 41 años de edad, ha sido detenido en Galdakao (Vizcaya) tras raptar a su hija menor y agredir a su ex pareja. La madre de la pequeña había denunciado la desaparición horas antes en la Comisaría de Zarautz. Según Interior, la pareja vivía separada y la hija de ambos vivía con la madre en el extranjero, informa Efe.

La mujer llegó la semana pasada a Zarautz para arreglar unos asuntos legales pendientes con su ex pareja y el sábado por la tarde se encontraron en la vivienda de él. Tras iniciarse una fuerte discusión, el varón la agredió en repetidas ocasiones en la cabeza ocasionándole heridas en la cara y en el cuero cabelludo. Alrededor de las once de la noche y, tras las agresiones recibidas, la mujer huyó del lugar dejando a la niña y sus pertenencias.

A la mañana siguiente, la mujer se puso en contacto, vía telefónica, con el agresor para que le entregara a su hija, a lo que se negó diciéndole que se había ido de Zarautz y la amenazó con no volver a verla nunca más. Tras iniciar las gestiones encaminadas a localizar al presunto agresor y raptor de la menor, el domingo por la mañana, un vecino de Galdakao alertó a la Policía Local de la presencia de un varón con una niña pequeña deambulando por las calles por la noche. Los agentes se desplazaron hasta el lugar y comprobaron que efectivamente, se trataba del agresor y raptor de la menor por lo que procedieron a su detención.

Ante estos hechos, el PSE-EE de Guipúzcoa ha mostrado su condena y animado a la sociedad a "plantarle cara a los maltratadores" y a "no ser cómplices". La portavoz socialista en la Comisión de Igualdad de las Juntas de Guipúzcoa, Ana Rodríguez Fouz, se ha mostrado "horrorizada" por la agresión.

Detenido en Bilbao

Por otra parte, un varón, de 25 años de edad he identificado como M.K., ha sido detenido en Bilbao por insultar y propinar tres bofetadas a una mujer, de 31 años, a la cual conocía. Según la policía, la joven dijo que al llegar a una calle, donde había quedado con un grupo de amigos, el detenido, a quien conoce de manera circunstancial, se dirigió a ella, la cogió por su cintura y le manoseó el glúteo.

Ante esta situación, la mujer le ha recriminado su actitud y el joven ha comenzado a insultarla. Al intentar la víctima llamar a la policía, el detenido le propinó tres tortazos. Finalmente, la joven fue trasladada al Hospital de Basurto, donde fue asistida de las lesiones sufridas. Después, interpuso una denuncia contra su agresor, el cual una vez detenido fue puesto a disposición judicial.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 20 de julio de 2010