Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Gómez ve "improbable" otro candidato en Madrid

La cuenta atrás para elegir candidatos a las elecciones autonómicas y municipales de mayo del próximo año, empezó ayer en el PSOE. Los aspirantes en los lugares donde no haya competición serán proclamados el 25 de septiembre y, si hay primarias, el 3 de octubre. En Madrid, por ejemplo, el secretario general del PSM, Tomás Gómez, considera "improbable" que haya otro candidato, además de él, para la presidencia de la comunidad. Pero esto lo dijo fuera de la reunión del Comité Federal, ya que dentro no habló de candidatos sino del trabajo del PSM para arrebatar al PP la mayoría absoluta.

Lo cierto es que no hay mucho movimiento en el PSOE a causa de los candidatos. Allí dónde habrá cambios, son voluntarios. Por ejemplo, en Asturias. Su presidente, Vicente Álvarez Areces, recibió ayer el homenaje y las palabras cariñosas de Zapatero, después de haber anunciado que no repetirá. No habrá problemas para que el candidato sea Javier Fernández, secretario general del PSOE asturiano. En Aragón, su presidente, Marcelino Iglesias, persiste en su decisión de no presentarse, y todo apunta a Eva Almunia, como sucesora. En el resto, la situación está bastante clara.

Los aspirantes son miembros del Comité Federal y todos ayer tomaron la palabra. Jorge Alarte, de Valencia; Oscar López, de Castilla y León; Pedro Saura, de Murcia; Juan Francisco Martínez Aldama, en La Rioja, y Roberto Jiménez, de Navarra, entre otros, no dedicaron sus intervenciones a hablar de sus candidaturas sino a respaldar al presidente por las reformas en marcha.

"Algún ajuste fiscal"

La política de austeridad "tiene como objetivo que cuando la economía crezca aumentará el Estado de bienestar en España", aseguró Zapatero. El presidente añadió, además, que "no hay giro" en sus convicciones socialdemócratas. Durante una hora detalló la política social de seis años de Gobierno y las razones por las que tiene que llevar a cabo medidas de ajuste, además de llevar adelante la reforma laboral y de las pensiones. "Algún ajuste fiscal para que se aporte según lo que se tenga", dijo Zapatero a los suyos, se conocerá con los Presupuestos.

Convenció a casi todos, a juzgar por la votación que tuvo la resolución del Comité Federal: unanimidad y tres abstenciones, las de los dos representantes de Izquierda Socialista: Juan Antonio Barrio de Penagos y José Antonio Pérez Tapias y la de Manuel Fernández, Lito, dirigente de UGT.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 18 de julio de 2010