Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:Cine

Unos sanfermines de cine

La poderosa industria de Bollywood rueda su primera película en España, ambientada en las andanzas de unos amigos durante las fiestas de Pamplona y otros 'saraos' ibéricos

Los turistas más despistados, y sobre todo aquellos nostálgicos sanfermineros para los que nueve días de fiesta no son suficientes, no daban crédito. Los toros volvieron ayer a las calles de Pamplona en un peculiar encierro, dos días después de que el Pobre de mí pusiera punto final a los sanfermines de 2010. ¿El motivo? Una superproducción de Bollywood, Zindagi milegi da dobara (Sólo se vive una vez), que se rueda desde ayer y hasta el martes en la capital navarra con cabestros y toros mansos, unos 40 corredores habituales, más de 300 extras y tres famosos actores hindúes en el reparto. Por espacio de unas horas, los toros y los mozos han vuelto a las calles... para unos sanfermines de cine.

La producción de Bollywood tiene lugar en medio de un gran secretismo

La 'Tomatina' de Buñol y las calles de Sevilla son otros escenarios del filme

En Pamplona, algunos detalles ya levantaban expectación a primera hora de la mañana del jueves. El vallado del encierro no había sido retirado como suele ser habitual nada más terminar la última carrera del día 14; las calles del recorrido, sobre todo Santo Domingo y Estafeta, presentaban un tránsito de gente inaudito, cuando Pamplona amanece siempre el día después vacía y dormida; y un grupo de unas 220 personas con rasgos hindúes recorría una y otra vez las calles ensayando distintos enfoques y planos. Sin embargo, el plato fuerte no llegó hasta ayer. Desde las ocho de la mañana, la popular cuesta de Santo Domingo estaba completamente ocupada por el equipo de la película y por 360 figurantes, la mayoría de ellos pamploneses, que tras el correspondiente casting, habían sido citados con una única condición: vestir de blanco y rojo.

Los corredores llenaban el primer tramo de Santo Domingo y se mostraban serios, concentrados, calentando antes de la carrera y con el tradicional periódico en la mano. Todo parecía real... si no fuera por la fecha del calendario. Minutos después aparecían los actores y un amplio equipo con numerosas cámaras de vídeo, micrófonos y focos. Tampoco faltaban figurantes que se hacían pasar por agentes de la Policía Municipal de Pamplona, sanitarios de Cruz Roja y hasta periodistas y fotógrafos de pega junto al vallado.

A mediodía comenzó el rodaje de las primeras escenas, que repetían una y otra vez el comienzo del encierro, tras el correspondiente cohete. Los tres actores protagonistas, los únicos que no vestían pantalón blanco, se hacían hueco entre los corredores y las cámaras les enfocaban corriendo casi a cámara lenta y con gestos de mucha tensión, a pesar de que los toros seguían en los corrales. Ya por la tarde, se grabaron varias secuencias con los animales.

Un secretismo de hierro impide conocer los entresijos de la trama, ni tomar imágenes del rodaje (o sólo a escondidas...). Los actores tienen un contrato cerrado que les impide ser fotografiados o filmados por cualquier medio de comunicación y los encargados de la productora Kanzaman, contratados por la firma india Excel Entertainment, tampoco desvelan ningún detalle.

Solo se sabe que el filme narra la historia de tres jóvenes amigos indios que realizan un viaje por Europa, pendiente desde la universidad y que se ha ido demorando. Cada uno de ellos plantea al resto una experiencia única pero ninguno sabe la propuesta hasta llegar a la ciudad que visitan.

En España han elegido dos de las juergas más conocidas en el extranjero: el encierro de Pamplona y la Tomatina de Buñol (Valencia), donde la famosa batalla de tomatazos ya tuvo lugar durante el primer fin de semana de julio. Para este rodaje también se contrataron hasta 500 extras y 24.000 kilos de tomate llenaron de nuevo el escenario de la plaza del pueblo y la calle Cid. Además de escenas reales que ha grabado durante las fiestas de San Fermín, el equipo también rodará en otras localidades navarras, como Olite o las Bardenas Reales, y después se desplazará a Sevilla para inmortalizar el folclore andaluz.

El reparto de la película, dirigida por la realizadora Zoya Akhtar, está encabezado por tres protagonistas: Hrithik Roshan, Farhan Akhtar y Katrina Kaif, auténticas estrellas en la industria de Bollywood, junto con Abhay Deol, Kalki Koechlin y la española Ariadna Cabrol.

El filme, que previsiblemente se estrenará en el mes de abril de 2011, cuenta con un presupuesto de 11,5 millones de euros y se prevé una distribución en 2.500 salas de cine de India. Las estimaciones dictan que la verán 70 millones de personas en India y tres millones en el extranjero.

En principio, el rodaje estaba previsto para mediados de junio, pero las malas previsiones meteorológicas y "algunos problemas técnicos" obligaron a posponerlo hasta después de San Fermín.

La Asociación de Comerciantes del Casco Antiguo de Pamplona, que representa a 55 establecimientos de la zona, ha sido la encargada de negociar con la productora india la contraprestación económica con la que los responsables de la película resarcirán a los propietarios de las tiendas por el corte y cierre de calles. En total, se recompensará con 100.000 euros a repartir entre todos, y aunque según explica el gerente de la asociación, Carlos Albillo, "nunca llueve a gusto de todos, las cifras son razonables y la mayoría no tendrá pérdidas".

El Ayuntamiento de Pamplona, que ha colaborado con la productora sobre todo en lo que a permisos e infraestructura se refiere, defiende la iniciativa y asegura que la película "proyectará una imagen cuidada y verosímil de Pamplona y del encierro con la ayuda de asesores locales". En este mismo sentido, se pronuncia el director de Instituto Navarro de las Artes Audiovisuales y la Cinematografía (INAAC), Koldo Lasa, para subrayar que se conseguirá "publicidad de la ciudad y de sus fiestas en Asia y también en África, donde la industria de Bollywood tiene gran repercusión".

San Fermín, reclamo para el cine

Desde que en 1925 Ernest Hemingway publicara su novela Fiesta y lanzara a la fama mundial los sanfermines, los encierros de Pamplona se han convertido en un reclamo para el mundo del cine, que encuentra en la ciudad escenas llenas de acción, riesgo y fiesta. Según el Instituto Navarro de las Artes Audiovisuales y la Cinematografía, hay 25 películas con temática sanferminera, siete de ellas estadounidenses, dos inglesas, una coreana y el resto, españolas. Aunque no todas se rodaron en Pamplona y otras no llegaron a ver la luz.

Una de las más conocidas es la que protagonizó en 1957 Ava Gardner, junto con Tyrone Power y Errol Flyn. Fiesta, dirigida por Henry King, recreaba la novela de Hemingway, aunque no se rodó en la capital navarra. También Orson Welles quiso retratar la fiesta de Pamplona y rodó en la ciudad durante años, aunque murió sin ver terminada su obra. Posteriormente, Jesús Franco consiguió recopilar su material y estrenarlo en 1992 con el nombre de Don Quijote de Orson Welles. Entre las cintas españolas más conocidas destacan Luna de Verano, de Pedro Lazaga, rodada en 1958, y La Trastienda, dirigida por Jorge Grau. Las últimas grabaciones protagonizadas por los sanfermines son un documental en 3D sobre los encierros titulado Running with Bulls y el recién estrenado Noche y día, filme interpretado por Tom Cruise y Cameron Diaz, rodado... en Cádiz.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 17 de julio de 2010

Más información