El Consejo Consultivo falla en contra del principal proyecto de Sevilla

El órgano autonómico rechaza el sobrecoste en la obra de La Encarnación

Si el Ayuntamiento de Sevilla sigue adelante con Metropol Parasol, el proyecto más importante de los que tiene en marcha, lo hará con la opinión en contra del Consejo Consultivo de Andalucía. El órgano autonómico emitió ayer un informe desfavorable a la segunda modificación presupuestaria del proyecto, al atribuir los cambios a "errores y falta de previsión" del gobierno municipal. El Ayuntamiento admite que está valorando "si es más caro parar la obra o seguir adelante".

El dictamen del Consultivo, que fue aprobado por unanimidad, reproduce casi palabra por palabra el grueso del emitido a mediados de mayo por el secretario municipal, Luis Enrique Flores Domínguez, que llegó a reconocer que la obra "debió pararse en 2007". Ambos textos coinciden en que la mayoría de las modificaciones propuestas por Urbanismo no se pueden achacar a "causas imprevistas", como exige la ley, sino a fallos del proyecto. Estos cambios suponen un sobrecoste de 38,4 millones de euros, es decir, un 75% más de lo presupuestado (pasa de 51,2 millones a 89,6), lo que supera con creces el límite habitual de incremento presupuestario que admite el Consultivo, que es del 20%.

La institución critica la falta de previsión del gobierno municipal
El presupuesto se ha incrementado en un 75% sobre el plan inicial

Sin embargo, los informes del secretario y del Consultivo discrepan en lo esencial: mientras que el primero dictaminó a favor de la continuidad de la obra al considerar que pararla sería más perjudicial para el Ayuntamiento y para el "interés público", el informe del órgano autonómico es "desfavorable" a aprobar la modificación.

El proyecto Metropol Parasol surgió en 2004 de un concurso de ideas convocado para remodelar la plaza de la Encarnación y construir un mercado de abastos. Ganó el proyecto del alemán Jüngen Mayer, cuyo símbolo son unos grandes pilares con forma de seta o parasol que ya se elevan sobre el solar. Las setas se han convertido en un quebradero de cabeza para la Gerencia de Urbanismo y la empresa Sacyr, adjudicataria del proyecto. Según desveló el informe del secretario, el gobierno municipal sabía desde 2007 que el proyecto no podía construirse porque no había tecnología en el mercado para hacer la estructura de madera que recubre los parasoles. Sin embargo, Urbanismo insistió en ejecutarlo y no fue hasta el invierno pasado cuando Sacyr encontró la fórmula para hacerlo. Esta solución técnica acapara la mayor parte del sobrecoste del proyecto.

El Consultivo cree que este cambio en la estructura es "una modificación sustancial" con respecto al primer proyecto y "difícilmente" puede justificarse en "causas imprevistas", que es uno de los requisitos que la ley exige a la modificación de contratos de las Administraciones públicas. En opinión del órgano autonómico, el Ayuntamiento ha intentado "ocultar errores".

El Consultivo no sólo rechaza el cambio en la estructura de las setas. Tampoco respalda la modificación del pavimento o la redistribución de los puestos del mercado de abastos que, según Urbanismo, responde a la petición de los propios comerciantes. Como ya advirtió el secretario municipal, el órgano autonómico cree que la reordenación obedece a "nuevos criterios" que "pudieron tenerse en cuenta" cuando se elaboró el primer proyecto. La única modificación que acepta el Consultivo es la instalación de un sistema contra incendios en las setas y un centro de transformación requerido por la compañía de suministro eléctrico.Los dictámenes que emite el Consejo Consultivo de Andalucía no son vinculantes, pero las Administraciones los acatan en el 95% de los casos, según recordaron ayer miembros de este órgano. El Ayuntamiento de Sevilla tiene ahora que decidir si el informe sobre Metropol Parasol se convierte en uno de ese 5% de casos en los que la Administración responsable decide desertar de las recomendaciones del órgano consultivo andaluz.

Fuentes municipales aseguran que la clave será el resultado del estudio que preparan los técnicos de Urbanismo sobre el coste que tendría parar la obra, anular el contrato con Sacyr y convocar un nuevo concurso público. Urbanismo cree que la cifra va a ser "millonaria", por lo que la primera impresión es que el proyecto seguirá su curso. Lo contrario tendría un coste político incalculable para el alcalde, el socialista Alfredo Sánchez Monteseirín, que en sus dos últimos mandatos ha convertido a Metropol Parasol en uno de sus proyectos estrella. Con Emilio Carrillo y Alfonso Rodríguez Gómez de Celis (los dos anteriores concejales de Urbanismo) ya fuera del Ayuntamiento, Monteseirín es el único responsable politico de Metropol que queda en el gobierno municipal.

Con todo, será el secretario municipal el que oriente sobre qué debe hacer el gobierno. A él le ha encargado ya Urbanismo un informe que interprete el del Consultivo y que analice "si las razones de elevación del coste justificarían el interés público de que el contratista (Sacyr) se mantenga en el proyecto y lo concluya", según informó ayer por la tarde el gobierno municipal en un comunicado. "Igualmente se le ha solicitado que informe sobre la legalidad de seguir con la obra, si el órgano contratante así lo aprueba", sostiene el texto difundido por el Ayuntamiento.

El gobierno municipal confía en que el secretario dé luz verde a la continuidad de las obras. Sobre todo, porque ya lo hizo en su informe de hace dos meses y nada ha cambiado desde entonces, salvo el dictamen desfavorable del Consultivo, que, como se encargó de recordar el propio Ayuntamiento en su comunicado de ayer, "no es vinculante".

El Ayuntamiento convocará un consejo extraordinario de la Gerencia de Urbanismo en los próximos 15 días. Este órgano, responsable de la contratación de la obra, es el que, según el gobierno municipal, valorará "la oportunidad por interés público" de continuar o no con los trabajos. La propuesta que lleve al Consejo de Urbanismo tendrá en cuenta "si la resolución del contrato supondría un coste mayor que el propio de terminar la obra, además del coste en materia de indemnizaciones y pérdidas económicas por la paralización", apunta el comunicado municipal.

Sobre la firma

Reyes Rincón

Redactora que cubre la información del Tribunal Supremo, el CGPJ y otras áreas de la justicia. Ha desarrollado la mayor parte de su carrera en EL PAÍS, donde ha sido redactora de información local en Sevilla, corresponsal en Granada y se ha ocupado de diversas carteras sociales. Es licenciada en Periodismo y Máster de Periodismo de EL PAÍS.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS