Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Efectos décadas después

La exposición al amianto, por mínima que sea, es suficiente para desencadenar uno de los peores tumores que existen (no tiene cura): el mesotelioma o cáncer de pleura. La simple inhalación de microfibras de amianto, explica Pilar de Lucas, neumóloga del hospital Gregorio Marañón, puede desencadenarlo. "Los efectos pueden aparecer años después de la exposición. Hasta dos décadas", dice.

Las fibras de amianto tienen otro efecto nocivo: la fibrosis pulmonar, una enfermedad del tejido del pulmón que produce insuficiencia respiratoria. Un estudio de la Consejería de Sanidad madrileña de 2002 reveló que el cáncer de pleura mató en la década de los noventa a más de 50 personas al año solo en Madrid. El Atlas municipal de mortalidad por cáncer en España, presentado en 2006, mostró que los casos de cáncer de pleura se concentraban en Cerdanyola y Getafe, donde existió la industria del fibrocemento.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 15 de julio de 2010