Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

Un FIB con menos 'fibers'

El Festival Internacional de Benicàssim prevé un descenso de 80.000 asistentes para la edición que empieza el jueves

Castellón

Benicàssim empezó a recibir ayer fibers, nombre con el que se conoce a los asistentes al Festival Internacional de música que se celebra en esta localidad de la costa castellonense entre el 15 y el 18 de julio. Como es habitual, los anglosajones fueron los primeros en comenzar a aprovechar los abonos, que dan derecho a acampar en las zonas destinadas para ello.

Sin embargo, ayer no se produjo la riada humana de años anteriores ni las colas incluso horas antes de que se abriera Benicamp, la primera de las zonas de acampada en las que se instalan los fibers. Según el concejal de Festivales, Gustavo Ramón, fueron cerca de 3.000 las personas que, a primera hora la tarde, se habían registrado ya como asistentes al festival, cifra que, según fuentes del festival, se elevaría hasta unos 4.000 al acabar el día.

El año pasado el festival tuvo una entrada diaria de 50.000 personas

El público del Reino Unido es el que más abonos ha comprado

Y es que las previsiones de asistencia para este año, el primero bajo la dirección del empresario Vince Power, poco tienen que ver con las de las dos últimas ediciones, en las que se lograron cifras récord. Así, la estimación apunta a que entre 30.000 y 32.000 personas pasen por el recinto de festivales cada uno de los cuatro días de conciertos, lo que supondrá una suma de algo más de 120.000.

Estas cifras, aunque altas, quedan lejos de las obtenidas en la pasada edición, cuando se registró la entrada diaria de 50.000 personas, lo que supuso la asistencia de unas 200.000, es decir, 80.000 más de las que se esperan para esta XVI edición. "Es un FIB normal", apuntaron fuentes de la organización aludiendo así a que la celebración de este año volverá a las cifras logradas en 2007 y dejará atrás el reventón de los dos últimos festivales.

En cuanto a la procedencia de los asistentes, hasta hace un mes, el 70% de los abonos vendidos habían sido adquiridos por público extranjero, principalmente del Reino Unido. Sin embargo, en los últimos días, los fibers españoles, menos acostumbrados a la compra por Internet y con mucha antelación, han ido ganado terreno hasta alcanzar el 45% de los vendidos. Por ello, con la venta de entradas diarias, es previsible que el público del FIB de este año acabe siendo un fifty-fifty nacional y extranjero.

En cualquier caso, Benicàssim vivirá una semana no solo de música, ya que ayer mismo comenzaron las actividades complementarias con el FibArt, que comprende siete propuestas artísticas, de las que cinco se instalarán en la playa del Voramar.

Cerca de 800 agentes forman parte del dispositivo especial de seguridad que vigilará que el debut en España de Gorillaz y las actuaciones de Ray Davies, Ash, Leftfield, Goldfrapp, The Prodigy, Vampire Weekend, Echo and The Bunnymen y Kasavian, entre muchos sean sonadas en este FIB "normal".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 13 de julio de 2010