Televisión

'España directo', más barato

TVE condiciona la prórroga a un recorte del precio - Pacta tres meses pese a que Mediapro aspiraba a seis

Las tardes de Televisión Española seguirán estando, al menos un trimestre más, en manos de España directo. El Consejo de Administración de RTVE aprobó ayer la prórroga del programa que produce Mediapro, pero ha condicionado su continuidad a un mayor recorte en el precio, según fuentes de la corporación. Mediapro, que ha solicitado un concurso de acreedores tras declararse insolvente, había planteado un proyecto de renovación por seis meses, pero los consejeros han optado por autorizar solo un contrato de tres meses prorrogables. "Se renovará automáticamente si bajan el precio", precisan las mismas fuentes.

Hasta ahora, España directo había ajustado su coste y bajado "simbólicamente" la tarifa (unos 40.000 euros por edición diaria y el doble el fin de semana). Ahora, RTVE reclama un recorte sustancial, en consonancia con la rebaja aplicada todos sus proveedores (alrededor del 3%).

El Gobierno precisa las tasas de las privadas y las 'telecos' para RTVE

En el caso de España directo, que acaba de cumplir cinco años en antena, RTVE quiere que se vayan incorporando trabajadores de la cadena estatal a la producción del programa para abaratar así aún más la factura.

La renovación del espacio ha provocado discrepancias en el seno del consejo de RTVE. Los representantes del PP votaron en contra mientras el de CiU se abstuvo. Al final, se impusieron los siete votos del resto de los consejeros, incluido el del presidente, Alberto Oliart.

Para financiar sus actividades, RTVE recibirá un porcentaje de los ingresos de las operadoras de telecomunicaciones (0,9%) y de las televisiones privadas (3% para las que emitan en abierto y 1,5% las de pago). Un real decreto, remitido ahora al Consejo Asesor de las Telecomunicaciones y de la Sociedad de la Información (Catsi) precisa las partidas que estarán sometidas al gravamen.

En el caso de las televisiones, la tasa no se aplicará sobre los ingresos que generen actividades distintas de la televisión, como por ejemplo, sus negocios de cine. Y respecto a las telecos, el decreto aclara que deberán pagar la tasa del 0,9% aquellas empresas que operen en todo el Estado o en más de una autonomía, que presten servicios de telefonía fija o móvil o den acceso a Internet y que "simultáneamente" ofrezcan "algún servicio audiovisual u otro que incluya algún tipo de publicidad". Esta aportación se calculará sobre los ingresos brutos de explotación facturados en el año, excluidos los obtenidos en el mercado de referencia al por mayor.

Además, RTVE recibirá un 80% de la tasa que pagan todos los operadores por utilizar el espacio radioeléctrico (hasta un tope de 330 millones al año) y una subvención directa del Estado.

Este modelo de financiación ha sido recurrido en los tribunales y está pendiente de la autorización de Bruselas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del jueves, 08 de julio de 2010.