Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El FMI cree que España crecerá en 2011 la mitad de lo que prevé el Gobierno

Un nuevo informe publicado esta madrugada rebaja sus previsiones para el próximo año hasta el 0,6%, mientras que el pronóstico de Moncloa es del 1,3%

El Fondo Monetario Internacional (FMI) ha rebajado sus previsiones de crecimiento para la economía española en 2011, según un informe publicado esta madrugada. El organismo mantiene la previsión de caída del 0,4% del producto interior bruto para este año, pero para el próximo prevé que el crecimiento sea de sólo el 0,6%, y no del 0,9%, como pronosticaba en abril. La previsión del FMI es menos de la mitad que la del Gobierno (1,3%). La rebaja de las previsiones se produce después de que el Ejecutivo haya adoptado medidas de ajuste fiscal cifradas en unos 15.000 millones de euros.

España es uno de los países que sale peor parado de este nuevo informe del FMI, que mantiene que será la única de las grandes economías mundiales que retroceda este año y la que menos crezca en 2011.

Para el conjunto de la economía mundial, el Fondo ha elevado cuatro décimas la previsión de crecimiento para este año, hasta el 4,6%. y mantiene estables las del año próximo en el 4,3%. Serán los países emergentes los que tiren del carro de la recuperación económica, pero también mejoran las previsiones para las economías desarrolladas, que crecerán un 2,6% este año (tres décimas más de lo previsto) y un 2,4% en 2011.

Mayor ritmo

El Fondo comprueba que la economía mundial está creciendo en 2010 a mayor ritmo que el que se esperaba (a una tasa anualizada del 5% en el primer trimestre), con Asia ejerciendo de locomotora. No obstante, sus economistas también advierten de que los riesgos para la recuperación han aumentado como consecuencia de las turbulencias en los mercados, sobre todo en la periferia de Europa. El FMI señala cómo España está entre los países donde el precio de los seguros contra impago de deuda ha crecido más.

Entre los países avanzados, la salida de la crisis tendrá más vigor en EE UU que en Europa. La Administración de Obama ha optado por mantener en mayor medida los planes de estímulo, mientras que Europa se ha adentrado en una carrera por la austeridad que frenará el crecimiento.

Frente al 3,3% y el 2,9% de crecimiento en EE UU para este año y el próximo, la economía de la zona euro avanzará solo un 1% y un 1,3%. Para la zona euro, la revisión es de dos décimas a la baja en 2011, mientras que se mantiene el pronóstico para este año.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 8 de julio de 2010