El arzobispado guarda silencio sobre el veto al cura de las víctimas del metro

Sin comentarios. Fuentes del Arzobispado de Valencia trasladaron ayer a este diario que no se iban a hacer valoraciones públicas sobre la decisión tomada el sábado por los responsables de la catedral de Valencia de impedir que el sacerdote Honori Pascual celebrase la misa solicitada por las víctimas del tragico accidente del metro de hace cuatro años para recordar a los fallecidos.

"Tendremos que hablar con alguien del arzobispado para que nos expliquen qué sucedió", reflexionaba ayer Miguel Esplugues, el miembro de la Asociación de Víctimas del Metro del 3 de julio que, junto a la presidenta, Beatriz Garrote, organizó la ceremonia.

Esplugues recordaba ayer que la idea surgió de un encuentro con el arzobispo, Carlos Osoro, el 3 de junio. "Al coincidir la efemérides con un sábado pensábamos que la catedral estaría ocupada, pero el arzobispo nos animó a buscar un hueco". Hablaron con el canónigo Alfredo Chilet, según su relato, quien les transmitió que entre las 18.00 y las 19.30 podría celebrarse y que, al estar ocupados los sacerdotes de templo, veía con buenos ojos que la asociación buscara la persona encargada de oficiar la ceremonia. "Nuestra primera idea fue que celebrase la misa un sacerdote de Torrent". "Como no podía, buscamos a otro y, a través de un amigo, dimos con Honori".

Diez días antes de la misa, el propio Esplugues transmitió al canónigo el nombre del oficiante elegido. Pero llegado el sábado, el propio Chilet, 15 minutos antes de la misa, comunicó a los integrantes de la asociación, para su sorpresa, que Honori Pascual no podía oficiarla. "Nos dijo que el cabildo de la catedral había dado la orden", relata Esplugues. Finalmente, fue el canónigo quien celebró la eucaristía. "En ningún momento creo que el arzobispo supiera nada de esto", destaca Esplugues: "Quiero dejar claro que se portó de maravilla con nosotros", añadió.

El Grup de Rectors del Dissabte, un colectivo de sacerdotes progresistas del que forma parte Pascual, también ha exigido una explicación por "lo que parece un veto a un sacerdote diocesano".

* Este artículo apareció en la edición impresa del martes, 06 de julio de 2010.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50