Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Xàtiva desbloquea el conflicto con las Clarisas

La firma ayer de un acuerdo entre el Ayuntamiento de Xàtiva y la Federación de la Inmaculada de las Franciscanas Clarisas de Valencia, Aragón y Baleares ha servido para desbloquear un largo conflicto patrimonial entre esta orden religiosa y la capital de La Costera. En 2001, la orden abandonó el Real Convento de Santa Clara, en Xàtiva, llevándose las obras de arte acumuladas a lo largo de seis siglos, lo que fue calificado por la oposición, colectivos ciudadanos y la Iglesia de la ciudad como un "acto de expolio".

Un convenio del pasado febrero entre las Clarisas y el Ayuntamiento de Gandia para exponer en esa ciudad el patrimonio de la orden revitalizó las reclamaciones en Xàtiva. En aquel momento, la concejal de Cultura, María José Pla, avanzó la existencia de un acuerdo verbal para traer el patrimonio a la ciudad. Y la directora de Patrimonio de la Generalitat, Carmen Pérez, mostró su disposición a abrir conversaciones con la orden.

Las gestiones derivaron ayer en la firma de un convenio por el cual las Clarisas se comprometen a la cesión de su joya patrimonial, el cuadro La Santa Cena de Vicente López, para ser mostrado en el museo de L'Almodí de Xàtiva durante dos años. A cambio de la cesión, el Instituto Valenciano de Conservación y Restauración de Bienes Culturales se compromete a la restauración de otros cuatro cuadros de la orden.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 3 de julio de 2010