Las rebajas más combativas

Los comercios aplican descuentos que llegan al 70% en la primera semana para animar a los consumidores

Como no hay dinero, no se hace caja y las cuentas no salen. Las tiendas experimentan. Los descuentos que los comercios andaluces aplican desde ayer son altísimos respecto a otros años. Mucho dos por uno, mitad de precio en infinidad de productos y hasta un 70% en algunas prendas y calzado. Lo nunca visto en las primeras rebajas. Y todo por eliminar stock y, si hay suerte, obtener beneficios con la venta.

Según la Confederación Empresarial del Comercio de Andalucía (CECA), que agrupa a 30.000 empresarios, la facturación comercial de 2009, que alcanzó los 285 millones de euros, cayó un 20% frente al año anterior. Y la previsión para 2010 es similar. De ahí, el combate comercial.

Y ni por esas. Frente al espejo, María del Carmen Román, de profesión maestra, estudiaba ayer dos faldas y dos vestidos en una conocida superficie ubicada en el centro de Sevilla. Estaba indignada por el recorte a los funcionarios y por la subida del IVA al 18%. "Es un abuso, por eso esto está vacío, volveré para las segundas rebajas". "Igual es porque estaba anunciada alerta amarilla de calor", justificaba su hija María del Mar, aparejadora en paro. "De eso, nada. No hay nadie porque no hay un duro".

Los empresarios afrontan con pesimismo la temporada de verano

Decenas de comerciantes de la capital hispalense afirman que lo que les preocupa es soltar stock porque, dicen, el comprador está muy retraído. Según la CECA, el sistema tradicional de rebajas era el siguiente: 20% de descuento como máximo en las dos primeras semanas y un 50% como límite hasta final de agosto. En 2010, las rebajas han empezado mucho más fuertes. "Es el efecto de que Andalucía haya sufrido el mayor retroceso en ventas de todo el país", asevera su portavoz José Guerrero.

A mirar. A eso dijo que fue ayer Castaños Pérez cuando entró por la mañana en una tienda de ropa en la sevillana plaza del Duque. "Siempre compro algo el primer día, pero con este descuento ni hablar", argumentaba señalando un 30% en la etiqueta de una camisa.

En los comercios sevillanos no se atreven a hacer pronósticos. Pedro Machuca, encargado de una tienda de trajes de caballero en la calle Laraña, rehusó hacer cábalas. "Hemos empezado con el 30% y vamos a llegar al 70% de descuento, hay que intentarlo". Pero hay quienes miran sin miedo al balance de resultados. Como la encargada de una tienda de tres plantas en la calle Sierpes que abrió sus puertas un día antes de las rebajas. O como el responsable de un outlet de zapatos en la calle Puente y Pellón. O la dueña de una tienda de prendas femeninas de diseño en la calle Pérez Galdós. "Abrí hace tres años con la crisis y la facturación ha ido aumentando. Pero es que hay marcas de ropa con las que trabajo que ya han empezado a reducir precios".

La Federación de Comercios de Sevilla, que representa a 5.000 afiliados, se manifiesta crítica con la subida del IVA, que se aplicará tras las rebajas. Su portavoz, José Aycart avisa: "Habrá un cierre masivo de tiendas, al tiempo".

Dos viandantes, ayer, delante de un comercio de la plaza de la Magdalena, en Sevilla.
Dos viandantes, ayer, delante de un comercio de la plaza de la Magdalena, en Sevilla.PÉREZ CABO

Sobre la firma

Elsa Cabria

Es periodista en EL PAÍS Audio. Ha escrito en proyectos multimedia en Centroamérica y México. Ha colaborado con eldiario.es, BBC Mundo, El Faro y Osmos, para Spotify. Es Máster de UAM-El País y Máster en Podcast, en Barreira Arte y Diseño.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS