Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Polanco destaca el compromiso de los accionistas de PRISA con Liberty

Cebrián subraya el apoyo de las instituciones financieras al grupo

El presidente de PRISA, Ignacio Polanco, destacó ayer "el firme compromiso de los accionistas de referencia", encabezados por la familia Polanco, con la operación de entrada en el accionariado de la sociedad estadounidense Liberty Acquisition Holdings para reforzar los fondos propios. "Esta operación va a suponer la dilución de los actuales accionistas de la compañía [desde el 70% a un tercio aproximadamente de los derechos de voto]. Comprenderán el sacrificio que supone para todos, y especialmente para los socios de referencia de PRISA, pero aun así creemos que es el camino adecuado para que PRISA salga reforzada de la coyuntura actual", afirmó.

Durante la junta general de accionistas de PRISA (editor de EL PAÍS), Polanco transmitió un mensaje de continuidad en el control y la gestión del grupo y destacó que, pese al entorno de crisis económica general, 2009 ha sido un buen año para PRISA, ya que ha logrado obtener resultados positivos en todas sus unidades de negocio (audiovisual, radio, prensa y ediciones).

En la misma línea, el consejero delegado, y presidente de la Comisión Ejecutiva, Juan Luis Cebrián, subrayó que "PRISA gana dinero, y lo ha seguido haciendo durante estos durísimos años, en todas sus unidades de negocio; sus compañías son generadoras de una gran cantidad de caja, y la solidez de sus actividades y la fortaleza de los mercados en los que opera constituyen su mejor garantía de solvencia".

Cebrián resaltó que desde enero de 2009 los esfuerzos se han dirigido a refinanciar la empresa, fortalecer su balance y su estructura de capital, y mejorar al tiempo la productividad de las unidades de negocio, mediante una fuerte reducción de los costos operativos, que incluyó la reducción voluntaria de un 8% en el salario de todos los directivos.

En este sentido, alabó la confianza y el apoyo de los bancos con el que ha contado PRISA en todo este proceso, "y muy singularmente de los bancos y cajas españoles y de nuestro banco agente, conocedores todos ellos no solo de la fortaleza esencial de nuestro grupo, sino de los valores institucionales que representa para la opinión pública española y latinoamericana y para la presencia de nuestra cultura en todo el ámbito hispano y en los mercados lusohablantes".

El consejero delegado destacó la singular composición de los ingresos, en los que solo un 28% proceden de la publicidad, "siendo la venta de abonos a la televisión de pago, y la de libros y publicaciones, los más importantes vectores del negocio, por lo que somos afortunados a la hora de plantarle cara al ciclo", señaló.

El consejero delegado precisa que en el saneamiento de las cuentas de resultados ha desempeñado un papel importante el plan de eficiencia operativa puesto en marcha por el centro corporativo, que hizo posible una reducción de 247 millones de euros en los gastos generales, un 15,3% menos respecto a 2008.

Repasó las operaciones de venta de participaciones minoritarias en algunas de las empresas, algunas ya cerradas como la venta del 25% de Santillana al fondo DLJ, por valor de 279 millones de euros; y otras todavía pendientes de la decisión de las autoridades de la competencia española, como la venta de sendos paquetes del 22% de Digital + a Telefónica y a Mediaset / Telecinco por 485 millones cada uno, así como la fusión de las operaciones de Cuatro y Telecinco a cambio del 18,3 % de la empresa.

Precisamente, la Comisión Nacional de la Competencia comunicó ayer el inicio de la segunda fase de los expedientes de las operaciones de concentración de Telecinco y Cuatro y, por otro lado, de PRISA, Telefónica, Telecinco, Digital + sin agotar el plazo previsto para la primera fase, que finalizaba el 12 de julio.

Reforma del Consejo

Ignacio Polanco anunció ayer el ajuste del número de miembros del Consejo de Administración de PRISA, que ha quedado fijado en 13 consejeros, pero adelantó que en un futuro próximo habrá que adaptar la estructura y composición del órgano de administración al resultado de las operaciones de capital que están en curso.

La junta general de accionistas aprobó la renovación de Borja Pérez de Arauna como consejero dominical, propuesto por Timón, y el abandono voluntario de Javier Díez de Polanco, que ha sido miembro del Consejo de PRISA durante los últimos 10 años.

PRISA aprobó ayer en su junta las cuentas consolidadas y el balance correspondiente al ejercicio 2009, que arroja un resultado positivo con una facturación consolidada de 3.209 millones de euros y un Ebitda, también consolidado, de 624 millones, un 30% de los cuales fue generado en el mercado internacional.

Juan Luis Cebrián señaló que en lo que va de año, la contratación publicitaria del grupo ha crecido un 10%, y que espera que esta tendencia se mantenga el resto del ejercicio. Las previsiones del plan de reestructuración son que a finales de 2011 el ratio de endeudamiento habrá descendido en torno a las cuatro veces el Ebitda. "En esas circunstancias el grupo podrá volver a pagar dividendo a sus accionistas", aseguró Cebrián.

No obstante, recalcó que el objetivo estratégico del Grupo es situar el endeudamiento en menos de tres veces el Ebitda en 2012.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 1 de julio de 2010

Más información