Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Consell hará el proyecto de Calatrava para Castellón pese al sobrecoste del 80%

El proyecto del Centro de Convenciones de Castellón, del arquitecto Santiago Calatrava, costará, como mínimo, 100 millones de euros, lo que supone, ya, un sobrecoste de 40 millones (un 80%) sobre el anteproyecto presentado en 2008. Pese a ello, tanto el Ayuntamiento de la capital de La Plana como el Consell, que es quien financia la ejecución, mantendrán el proyecto. De momento, aún no se han marcado plazos para este proyecto cuya inversión final, tal como admitió el consejero de Economía, Gerardo Camps, "se conocerá en el momento en el que, aprobado el proyecto básico entregado por Calatrava, se redacte y apruebe el proyecto de ejecución", por lo que el presupuesto podría ser incluso mayor.

El sobrecoste fue desvelado por el Síndic de Comptes hace unos seis meses. Esta misma semana, Gerardo Camps aseguró en las Cortes, al ser interpelado por la modificación y el coste del proyecto, que el futuro Centro de Convenciones tendría en lugar de uno, tres edificios y que la superficie de más de 100.000 metros cuadrados sobre la que se iba a levantar, se incrementaría para poder albergar el diseño del arquitecto.

Ayer, el vicealcalde de Castellón, Javier Moliner, indicó que los motivos sobre los que se sostienen las modificaciones de los proyectos son, habitualmente, dos: que el arquitecto varíe su diseño por una ordenación que le resulte más atractiva; o que la Administración cambie sus necesidades y, por tanto, se precise adaptar el proyecto. "No ha habido ningún cambio respecto al programa de necesidades que planteó el Ayuntamiento", despejó Moliner, con lo que dejó en manos de Calatrava toda la responsabilidad de un modificado que, de momento, supone un sobrecoste de 40 millones de euros. Las palabras del vicealcalde chocan con las pronunciadas por Camps, que aseguró que los cambios fueron consensuados.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 1 de julio de 2010