Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La zona sur de Medina Azahara acumula 250 construcciones ilegales

Las viviendas se reparten en tres urbanizaciones levantadas en suelo protegido

La Junta de Andalucía avanzó ayer las primeras cifras del estudio que realiza la Oficina Técnica de Medina Azahara, en Córdoba, entre cuyos fines está contabilizar las parcelaciones y casas ilegales que rodean a este yacimiento arqueológico. Sólo en la zona sur, la más sensible y afectada por el desordenado crecimiento urbano, la Junta ha censado 303 parcelaciones, divididas en tres urbanizaciones, con 250 edificaciones ilegales. Estas urbanizaciones se encuentran, desde 2003, en territorio de especial protección y catalogado como Bien de Interés Cultural (BIC).

Fuentes de la Junta insisten en que los datos presentados ayer son sólo un avance y que el número final de parcelaciones y edificaciones fuera de la ley podría aumentar en otras zonas afectadas por el Plan Especial de Protección de Medina Azahara. Los representantes de la Comisión Técnica de Medina Azahara mantendrán en las próximas semanas una reunión con los residentes de las parcelaciones ubicadas en la zona Sur del Plan Especial de Protección del conjunto arqueológico.

La Oficina Técnica arrancó sus trabajos en junio de 2009. Los técnicos decidieron empezar por la zona que mejor conocían: los tres núcleos urbanizados de Córdoba la Vieja, Las Pitas y la Gorgoja II. La Junta informa de que en Córdoba la Vieja hay 52 parcelas, 47 de ellas edificadas, con una superficie media de 2.033 metros cuadrados por parcela. En las Pitas se han detectado 202 parcelas (165 edificadas), con una superficie media por parcela de 1.500 metros cuadrados. Por último, en la Gorgoja II, hay 49 parcelas con una superficie media de 5.837 metros cuadrados, de las que 38 están edificadas. La Junta ya tenía el ojo puesto en estas urbanizaciones. Entre 1995 y 2003, remitió 347 denuncias al Ayuntamiento, y alertó de la urbanización o construcción de casas en la zona.

Ahora ha procedido a hacer un primer estudio detallado. El inventario con el que se ha trabajado, informa la Junta, "contiene fichas exhaustivas con información de cada una de las parcelas sobre datos catastrales y de registros, superficie, usos del suelo (natural, urbano y agrario), características de las edificaciones si las hubiere, régimen urbanístico, afecciones sectoriales, e incluso, los antecedentes administrativos". Entre los objetivos del estudio se encuentra ofrecer apoyo técnico para desarrollar posibles actuaciones administrativas destinadas a la obtención pública de suelos, en caso de que sea necesaria la expropiación.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 1 de julio de 2010