Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los sindicatos avalan un pacto entre Unicaja y Cajasol

Las dos principales centrales sindicales, UGT y CC OO, trasladaron ayer al presidente de la Junta, José Antonio Griñán, su firme respaldo al proyecto de conformar una gran caja andaluza mediante la fusión de Unicaja y Cajasol. No sólo no mostraron ninguna duda al respecto, sino que el secretario general de la UGT, Manuel Pastrana, y el de CC OO, Francisco Carbonero, se comprometieron a impulsar y trabajar en lo que esté en su mano para conseguir este ambicioso objetivo en las reuniones que mantuvieron por separado con el presidente de la Junta, que se celebraron en Málaga para simbolizar que este proyecto está por encima de centralismos y localismos, elementos que siempre han dado al traste con la idea de una caja única cuando se ha planteado, aunque nunca ha pasado de un plano meramente retórico.

Lo que ocurre es que ahora ha llegado el momento de la verdad. La oportunidad es única y seguramente no volverá a presentarse más. Griñán ya conoció la disposición real de todos los partidos políticos con representantes en los órganos de gobierno de las cajas a trabajar por la fusión de Unicaja y Cajasur en las reuniones mantenidas entre el lunes y el martes; a las que ayer se unió el compromiso de los sindicatos, que también tienen asiento en los consejos de administración.

El consejero de Economía, Antonio Ávila, estimó como trascendental el paso dado en esta serie de reuniones. "En el pasado es difícil encontrar un momento como el que se vive actualmente en el que las fuerzas políticas y los sindicatos hayan impulsado realmente esta iniciativa con tanta claridad. Hay que valorar la importancia de este hecho porque es lo que permitirá dar pasos firmes, ahora sabemos que no hay intereses diferentes", explicó.

Con este mimo, no hay plazos, ni fórmulas predeterminadas, sino respeto "escrupuloso" a decisiones técnicas que competen a los órganos de las cajas, según Ávila, aunque lo inmediato es que Unicaja y Cajasol cierren su oferta conjunta por Cajasur, para lo que tienen siete días de plazo.

Mientras Pastrana consideró que la gran caja sería "muy beneficiosa para la economía, el empleo y el tejido productivo", Carbonero insistió en que fortalecería un sistema financiero "comprometido con el territorio, solvente y viable".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 1 de julio de 2010