Televisión

Herodoto escribe para la pantalla

Las series históricas ocupan, sin complejos documentales, la programación

Aristócratas. Conjuras palaciegas. Esclavos rebeldes. Conocer la historia ya no requiere estanterías macizas ni horas y horas de lectura. Las series de ambientación histórica se han convertido en una opción viable -y rentable- para las cadenas, que han asimilado que la divulgación funciona incluso tomándose licencias. Los herederos de Herodoto de Halicarnaso, padre de la historiografía, le han cogido el gusto a la pequeña pantalla.

Antena 3 comenzará a rodar este verano Hispania, ambientada en el año 150 a. de C. en la España romana. Lluís Homar (Herederos, 23-F) interpretará al pretor Galba, que se enfrentará al pastor lusitano Viriato. Juan José Ballesta y Ana de Armas figuran también en el reparto. No es el único proyecto de este tipo en la cadena privada. Entre manos tiene también La princesa de Éboli (sobre la vida de la duquesa de Pastrana, con Belén Rueda como estrella principal) y la superproducción internacional Ben-Hur. Se trata de una renovación de la novela de Lee Wallace con presupuesto multimillonario y Miguel Ángel Muñoz (El síndrome de Ulises) y Lucía Jiménez (La señora) en el reparto.

TVE comenzará en septiembre el rodaje de 'La República'
"La gente se refugia en épocas pasadas y huye de la rutina", dice Falcones

TVE comenzará en septiembre el rodaje de La República (Diagonal TV), serie que aprovechará varios de los personajes de La señora y que tendrá como punto de partida el final de la historia de la marquesa de Castro, con la proclamación de la Segunda República (abril de 1931). Además, para 2011 prepara una serie sobre Isabel la Católica, que comenzará cuando, con solo 11 años, Isabel es reclamada a la Corte por el rey Enrique IV. Nicolás Romero, productor ejecutivo, aclara que la biopic carece de vocación documental. "No pretendíamos hacer una cronología, sino un retrato de los hechos". La cadena pública tiene sobrada experiencia en este tipo de proyectos (Amar en tiempos revueltos), pero Romero habla de 23-F: el día más difícil del Rey (2009) como "un antes y un después en el abordaje de la historia". "Se hizo sin miedo", añade.

Uno de los problemas que acarrean las series históricas es el de las inexactitudes. Víctor Mato, coordinador del guión de esta biografía televisiva, no oculta la dificultad a la hora de documentarse. En la serie sobre Isabel la Católica no han faltado las licencias creativas. Mato las denomina con ironía "pataditas a la historia". La más sonada, la relación amorosa y platónica que mantendrán la futura reina de Castilla y Gonzalo de Córdoba, uno de los pajes de su hermano Alfonso.

Hay espectadores que no digieren los deslices. Es el caso de Matilde Asensi, autora de El último catón y Venganza en Sevilla. "Si no existe un dato, no lo metas. Recrea donde haya huecos, pero sé fiel a la verdad". La desconfianza siempre le ha obligado a rechazar ofertas. "Me he negado a que mis libros se lleven al cine y a la televisión por miedo al resultado. Ahora acabo de decir que no a una serie sobre Iacobus".

Tras el notable resultado en audiencia de La Duquesa (Telecinco), sobre la juventud y madurez de Cayetana de Alba, el productor Tedy Villalba supervisa el trabajo de la tercera entrega. Y, como ya ocurriera con anterioridad, Cayetana Fitz-James Stuart seguirá reuniéndose con el equipo, que también cuenta con Concepción Calleja, biógrafa oficial de la aristócrata. Villalba destaca la importancia de la documentación previa. "Las personas de las que va a tratar la historia no tienen mucho tiempo para dedicarte. Por eso hay que documentarse y no inventar nada. Nosotros hemos tenido suerte porque la Duquesa nos ha acogido y nunca ha impuesto ni censurado nada".

Ildefonso Falcones, que rompe marcas editoriales con su libro La catedral del mar, intenta responder a la pregunta de por qué el público acoge tan bien estas series. "Sufrimos tal bombardeo de noticias que la gente se refugia en una época que no es la suya para desconectar y escapar de la rutina", apunta.

María Roy, productora ejecutiva de la serie La señora (TVE), agradece que la audiencia se preste a conocer la historia a través de la televisión. "Estas series no tuvieron mucha audiencia al principio, pero ahora han ido ganando adeptos y ya se han convertido en una alternativa".

Bien sea sobre épocas remotas (Roma) o más contemporáneas (The Pacific), las series históricas campan a sus anchas. Al otro lado del charco, Showtime estrenará en 2011 Los Borgia, que seguirá las confabulaciones del papa Alejandro VI (interpretado por Jeremy Irons) y HBO emitirá ese mismo año la medieval Juego de Tronos. Fox, por su parte, viajará en 2012 a la prehistoria con Terra Nova (producida por Steven Spielberg), y Starz promete dar guerra en verano con la miniserie Los pilares de la Tierra (en España se podrá ver en Canal + y Cuatro).

Canal + estrenó el pasado 3 de junio Spartacus: sangre y arena. Protagonizada por Andy Whitfield, retrata al legendario Espartaco, el esclavo tracio que puso en jaque a la República de Roma.

Visto lo visto, poco importa que Los Tudor hayan acabado la semana pasada en EE UU. Ya hay cola para ocupar el trono de Enrique VIII.

Escena de la producción internacional <i>Ben-Hur.</i>
Escena de la producción internacional <i>Ben-Hur.</i>
Canal + estrenó este mes <i>Spartacus: sangre y arena. </i>
Canal + estrenó este mes <i>Spartacus: sangre y arena. </i>

Recibe el boletín de televisión

Todas las novedades de canales y plataformas, con entrevistas, noticias y análisis, además de las recomendaciones y críticas de nuestros periodistas
APÚNTATE

Regístrate gratis para seguir leyendo

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS