Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:BARRIOS / El Partidor, Alcoi

La cuna del proletariado

El Partidor, el barrio más antiguo de Alcoi y BIC, corre riesgo de desaparecer

El desplome del edificio que congregó la I Internacional Obrera en Alcoi fue una señal. El deterioro de la casa ubicada en la calle del Forn del Vidre, donde se gestaron las revueltas proletarias en 1873, llevó al traste con ella a finales de mayo de 1998 en un claro ejemplo de "dejadez para salvar el patrimonio", tal y como interpretó el presidente de Club d'Amics de la Unesco, Josep Fuster. Poco después se supo que este inmueble del barrio de El Partidor no fue en realidad donde se reunieron los representantes de los trabajadores, y que la placa que figuraba en su fachada debería haber sido puesta en otra vivienda, por suerte, mejor conservada. Sin embargo, los vecinos del barrio más antiguo de la industriosa Alcoi comenzaron a vislumbrar la desidia de las autoridades por mantener viva su historia y sus peculiares viviendas obreras derivadas del crecimiento industrial de finales del siglo XIX.

Su consideración de BIC desde 1983 no ha frenado el deterioro

El barrio captó a obreros de otros pueblos y creció sin orden ni concierto

"Es como si quisieran borrar esa parte de la historia", lamenta un vecino

MÁS INFORMACIÓN

La declaración de Bien de Interés Cultural (BIC) por la Ley de Patrimonio Valenciano en 1983, de todo el casco histórico de Alcoi, en el que está incluido El Partidor, no ha sido motivo suficiente para frenar su deterioro. El informe que en 2007 presentó el sociólogo Jordi Quiñonero trazaba un panorama poco alentador. De los 155 edificios que entonces conservaba el barrio, 76 estaban vacíos. En otros 47, más de la mitad de los pisos estaban deshabitados por su mala conservación. El Partidor, antaño plagado de tiendas de barrio, carece hoy de comercios y sus vecinos se tienen que desplazar a otras zonas para abastecerse.

El Partidor no ha compartido la suerte de las vecinas calles de San Nicolás, San Lorenzo o la avenida del País Valencia, donde la burguesía industrial alzó sus mansiones modernistas y hacia donde ha comenzado a mirar el gobierno local del PP, para utilizarlas como reclamo turístico. El proyecto museístico -redactado por el historiador de la Universitat de València Manuel Cerdá e impulsado por el Club d'Amics de la Unesco- de ampliar la visita a los "pequeños museos de la industrialización", que constituyen las casas de El Partidor acerca del modo de vida de los trabajadores de finales del XIX, permanece olvidado en un cajón desde 1999.

Situado a un paso del valle de El Molinar, donde creció la industria textil y papelera local, este barrio captó a los obreros de otras localidades. Según crecía su población lo hicieron sus viviendas, sin orden ni concierto. Surgieron las casas de doble y triple cerradura, símbolo de crecimiento desordenado y hacinado. Hoy el progresivo despoblamiento de sus casas, el éxodo a otros barrios y el olvido por parte de las autoridades han ido carcomiendo el barrio.

"Solo se acuerdan de nosotros en fiestas de San Jorge, alquilan viviendas que están cerradas el resto del año", se lamenta una vecina. El Ayuntamiento, que ha ido acumulando propiedades de El Partidor, ha optado por demoler las más ruinosas. Así se ha convertido en un barrio de solares que acumulan escombros. "Es como si quisieran olvidar el pasado, borrar esa parte de la historia", interpreta otro vecino.

Hartos de tanta indiferencia, los vecinos, encabezados por el anterior presidente de la asociación del barrio, Pau Miró, elaboraron entre 2006 y 2008 un Plan de Participación Pública para reurbanizar El Partidor. El documento elaborado por el arquitecto Victor Garcia, el sociólogo Jordi Quiñonero y el historiador Gabriel Guillem, a partir de las propuestas de los vecinos, preservaba la esencia de las calles estrechas, con edificios restaurados, en combinación con nuevos inmuebles y zonas verdes. Toda la Corporación municipal aplaudió el trabajo que, sin embargo, no ha llegado a ejecutarse. En su lugar, el gobierno local decretó hace un año y medio la suspensión de licencias para la rehabilitación de viviendas y promovió un nuevo plan urbanístico de la mano del Instituto Valenciano de la Vivienda, con la construcción de 352 nuevas casas, que según los vecinos, no solo echa por tierra su trabajo; sino también la esencia del barrio, concebido para ser la cuna del proletariado.

Un barrio fundamental para explicar la historia de Alcoi

- Ubicación y población. El Partidor está ubicado en la zona alta de Alcoi, en el casco histórico, a cinco minutos a pie del centro. Del poco más de un centenar casas que conserva el barrio, la mitad están deshabitadas.

- Plan de participación de reurbanización. Entre 2006 y 2008 los vecinos desarrollaron un plan para conservar el barrio en el que recibieron el asesoramiento de un sociólogo, un arquitecto y un historiador. El plan no ha llegado a ejecutarse.

- 395 nuevas viviendas. El Ayuntamiento decretó en enero de 2009 la suspensión temporal de licencias de obras en todo el barrio para desarrollar el plan de urbanización conveniado con el Instituto Valenciano de la Vivienda que permita construir 395 nuevas viviendas de protección oficial entre El Camí, San Nicolás y La Sardina que alberga 17.000 metros cuadrados.

- Una ciudad devastada. El director Alex de la Iglesia montó a principios de año en este barrio los escenarios de su última película, Balada triste de trompeta, ambientada en una ciudad devastada por la guerra. Los vecinos lo interpretaron como una burla por parte del gobierno local.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 28 de junio de 2010

Más información