Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Cofradia de Sant Roque debate hoy si acepta a las mujeres

El obispo de Vitoria defiende la presencia femenina en la comida anual

Después de dos años de polémica sobre la inclusión de mujeres en su comida tradicional, la Cofradía de Sant Roque de Llodio celebra hoy una asamblea extraordinaria que puede abrir las puertas a una solución definitiva. Hasta ahora, las diversas votaciones han mostrado una intención mayoritaria de cambiar los estatutos y permitir que las mujeres acudan a la comida del último domingo de agosto en el pórtico de la iglesia local.

Sin embargo, los votos no han resultado suficientes -hace falta una mayoría muy cualificada, el 75% de los votos, según los estatutos de 1599-. La última votación se produjo el pasado mes de abril, con idéntico resultado. Sin embargo, esta vez es diferente.

El Obispado ha planteado una nueva salida para acabar con la polémica

La cercanía de la cita de agosto, que el alcalde de Llodio, el peneuvista Jon Karla Menoyo, no autorizará si no se llega a una solución, y la intervención del obispo de Vitoria, Miguel Asurmendi, han resultado definitivas. El prelado vitoriano remitió a mediados de mayo una misiva a la cofradía en la que defiende que la restricción a la mujer "es contraria a las enseñanzas de la Iglesia en los siglos XX y XXI" y pide que se eviten las discriminaciones.

Además, los servicios jurídicos del Obispado entienden que la medida, aunque figura en los estatutos de la cofradía, en realidad debería formar parte del reglamento. Ello significaría que con una mayoría simple se lograría eliminar la restricción. El reglamento depende de la propia cofradía.

La intervención del obispo ha sido requerida este año en numerosas ocasiones después de que un informe encargado por la cofradía al jurista Ricardo de Ángel pusiese la decisón en manos de Asurmendi. De Ángel concluyó que Sant Roque es una "asociación pública de fieles", lo que implica que responde solo ante el Derecho Canónico y el obispo, en este caso sólo en cuestiones estatutarias. Devuelto el poder de decisión a la cofradía, en la asamblea de hoy se escucharán opiniones diferentes en torno a la inclusión de mujeres -14 de 426 cofrades- en la comida anual.

Una posición se basa en que la cofradía no vulnera la ley, por lo que no debería haber cambios. Otra se centra en el informe del Obispado y defiende que basta una mayoría simple para cambiar la norma. De imponerse esta última, hoy mismo se realizaría la votación para lograrlo.

La polémica se remonta a 2008, cuando el Ararteko recibió una denuncia sobre el incumplimiento por Sant Roque de la Ley para la Igualdad de Mujeres y Hombres. La Diputación alavesa, el Ayuntamiento de Llodio, el propio Ararteko, la Defensoría para la Igualdad, que obligó a cambiar los estatutos, y ahora Emakunde han pedido en diversas ocasiones a la cofradía que incluya a las mujeres en su acto tradicional.

Desde entonces se han sucedido diversas votaciones para cambiar los estatutos. La última fue en abril, antes de la intervención del obispo. En febrero de 2009, por ejemplo, se registraron 122 votos a favor del cambio, 106 en contra y seis abstenciones, sin lograrse la mayoría cualificada. Con la petición del obispo y la nueva perspectiva aportada por sus servicios jurídicos, ahora existe una posibilidad de acuerdo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 26 de junio de 2010